Betis-Athletic en Copa: un bendito dilema

El Athletic aparca la liga y Marcelino prepara la cita de Copa ante el Betis con la intención de no guardarse nada. Williams y Muniain han jugado más de 500 minutos con el nuevo técnico

03.02.2021 | 00:57
Marcelino García Toral observa una parte del entrenamiento junto a Vencedor, Iñigo Martínez e Ibai Gómez.

 El calendario no da respiro. El Athletic ya ha dejado atrás la derrota en el Camp Nou, en lo que se trata de la segunda de la era de Marcelino García Toral y las dos ante el mismo rival y en la misma competición, y prácticamente no disfruta de tiempo para reflexionar sobre lo que sucedió la noche del domingo frente al Barça del multimillonario Leo Messi, ya que en su mente tiene metido entre ceja y ceja desde pocas horas después de ese choque el importantísimo partido de mañana en el Benito Villamarín, donde está en juego el billete a las semifinales de la presente edición de la Copa, un dulce que no puede despreciar el colectivo rojiblanco.

El torneo del K.O. se presenta como una gran oportunidad para los leones, decididos a hacer historia en la caso de jugar dos finales de esta competición en un intervalo de dos semanas. Para ello, el Athletic debe vencer a un Betis recuperado en liga con su victoria del lunes sobre Osasuna y que ha contado con 24 horas menos que los rojiblancos para centrarse en el choque copero.

Marcelino cumplirá el viernes un mes al frente del Athletic y este corto periodo habrá dirigido ya ocho encuentros, una cifra un tanto saturada para que un entrenador pueda poner en valor sus conceptos a una plantilla que, con todo, ha absorbido gran parte de ellos con una precocidad llamativa y que tuvo su recompensa con la conquista del título de la Supercopa.



El balance del asturiano en sus primeras cuatro semanas en Bilbao, a la espera del desenlace de la cita en el Villamarín, se reduce a cinco triunfos (los dos mencionados de la Supercopa ante el Real Madrid y el Barcelona, uno en liga con la goleada sobre el Getafe y los dos de Copa frente a los equipos de Segunda División B Ibiza y Alcoyano) y dos derrotas, ambas con el Barcelona; pero, más allá de las estadísticas, asoman las buenas sensaciones pese al mal primer tiempo de los rojiblancos el domingo en el Camp Nou. Lo cierto es que Marcelino ha exprimido con su reconocida cuota de éxito a los hombres claves en su sistema, se conoce de memoria su once tipo, así como las alternativas creíbles en demarcaciones puntuales.

El técnico asturiano ha tirado de su guardia pretoriana tanto en la liga como en la Supercopa y solo ha hecho rotaciones evidentes en los dos enfrentamientos de Copa, en los que ha tenido que recurrir a varios de sus fijos cuando en ambos las cosas se habían puesto feas en el primer periodo. Hombres como Muniain y Williams han recorrido más de 500 minutos en estos siete partidos de la etapa pos Garitano, Raúl García, Dani García, Capa, Vencedor o De Marcos también acumulan una buena tralla, con lo que el dilema, bendito por otra parte, es evidente para Marcelino, que deberá decidirse por desgastar más a sus intocables e incidir en su equipo de gala el jueves o por hacer algún retoque que requiera dar descanso a alguno de ellos cuando el domingo asoma el choque en liga ante el Valencia, el exequipo del entrenador y a día de hoy rival directo de los leones. Todo parece indicar que se inclinará por la primera opción, sabedor de la relevancia que supone alcanzar las semifinales y por su perfil competitivo, ya que no se suele guardar nada en los grandes retos.

pequeñas incógnitas

Una de las incógnitas de cara al partido frente al Betis reside en conocer el inquilino de la meta. Jokin Ezkieta ha sido el portero titular en los choques ante el Ibiza y el Alcoyano, cita esta en la que no estuvo acertado, pero la lógica apunta a que el técnico reclutará a Unai Simón, que además presume de un momento de máxima inspiración debido a sus notables actuaciones frente al Getafe, donde paró su primer penalti como meta del Athletic, y al Barça el domingo, con lo que no se intuye que Marcelino se reserve una pieza tan determinante.

Raúl García se entiende que no faltará en el once, especialmente porque causa baja de antemano para el próximo compromiso ante el Valencia por sanción tras recibir la quinta amarilla en el Camp Nou, lo que le ofrecerá un pequeño respiro. Así las cosas, el asturiano tocará pocas cosas, aunque quizá podría decantarse en el centro de la zaga por Unai Núñez en detrimento de Yeray, ya que el portugalujo le ofrece garantías similares que su compañero. No se esperan otras novedades, salvo que Marcelino varíe la pareja de centrocampistas, con la posibilidad de dar entrada a Vesga en lugar de Vencedor, que ha consumado 447 minutos y seis titularidades en la nueva etapa, o Dani García, que se ha reinventado con el sistema de Marcelino y que le ha llevado a adelantar unos metros su posición.

Sea como fuere, el Athletic debe tomar nota de la mejoría que ha experimentado el Betis desde que saliera goleado en su visita liguera a San Mamés (4-0), consciente de que el partido de mañana la historia será muy diferente. No en vano, el cuadro verdiblanco ha crecido en la liga hasta auparse al séptimo puesto, con seis puntos de ventaja sobre el Athletic, además de no fallar en sus anteriores cuatro compromisos en la Copa frente, en este orden cronológico, al UCAM Murcia, el Mutilvera navarro, el Sporting de Gijón y la Real Sociedad.

noticias de deia