Barcelona 2 - 1 Athletic

El plan de Marcelino en el Athletic sí tiene fisuras

El Athletic no fueel de La Cartuja y ese fue el principio de su fin en el Camp Nou, donde no gana desde hace dos décadas. Los cambios llegaron tarde

01.02.2021 | 00:27
Dani García pelea por un balón aéreo con el francés Antoine Griezmann.

Bueno, el plan Marcelino no es infalible. El técnico asturiano había acostumbrado a la parroquia rojiblanca a lo bueno. Motivos para ello tenía. La conquista del título de la Supercopa tras las dos exhibiciones tácticas frente al Real Madrid y el Barcelona, a la que se sumó la goleada sobre el Getafe una semana atrás, habían generado un subidón repentino y quizá no se quiso ver ese matiz que desvela la realidad. Marcelino presumía de encadenar cinco triunfos consecutivos, ya que a los mencionados se sumaban los dos de Copa frente al Ibiza y el Alcoyano, pero anoche su idea no funcionó en el Camp Nou frente a un Barça ansioso de venganza tras la sucedido en la final de La Cartuja y liderado por un Messi enfadau, que en esta ocasión no lo pagó con una expulsión, sino que su rabia la llevó al césped, sobre todo porque horas antes se desveló la millonada que recoge un contrato sin parangones en el mundo del fútbol. El astro argentino sacó lo mejor de sí en el primer tiempo y fue la peor noticia para un Athletic que volvió a marcharse escaldado del coliseo azulgrana. Son ya dos décadas sin vencer en el Camp Nou, toda una vida, una estadísticas fatal que se añadió a la personal de Marcelino, que sigue sin vencer como entrenador en feudo azulgrana y, con la del domingo, son ya trece las ocasiones que sale frustrado.

La mejores imágenes del partido. Fotos: AFP/EFE

El Athletic no fue el de Sevilla y ese fue el principio de su fin. El de Villaviciosa puso en liza una presión que rebajó su intensidad, ya que los rojiblancos cedieron unos metros que resultaron claves en el devenir del partido. Se conoce ya de memoria el once de los leones desde la llegada de Marcelino, pero anoche la fórmula de este asomó fisuras, sobre todo a la hora de impedir que los hombres de Ronald Koeman se sintieran incómodos. No fue así. Dani García retrocedió su posición, De Marcos no apareció, Williams se chocó con los centrales culés, Muniain estuvo intermitente, la defensa no rayó a su mejor nivel€ El Athletic no se reencontró pese a que Unai Simón propició que el Barça no se fuera en el marcador. El autogol de Jordi Alba supuso solo un mero espejismo, aunque el conjunto rojiblanco tuvo la virtud de no arrojar la toalla y buscar un punto hasta el último suspiro. En esta ocasión, la realidad fue otra. Marcelino quizá tardó en mover piezas, sobre todo porque demoró la comparecencia de Villalibre, que gozó de muy pocos minutos, y no supo activar una banda derecha que apenas tuvo impacto a la hora de generar peligro.

Lo cierto es que las dos derrotas encajadas por el Athletic de Marcelino se han producido en liga y ante el mismo Barça, que ha sido superior en estos dos partidos. Toca, por tanto, hacer autocrítica, especialmente en la persona del entrenador, que tampoco tiene tiempo para sacar más conclusiones, porque desde hoy mismo le toca preparar el choque de Copa del jueves.

otra marca de muniain
 

Por su lado, Iker Muniain, que disfruta de un excelente momento de forma pese a la derrota del domingo, presume ya de convertirse en el octavo jugador de la historia del Athletic que más partidos ha disputado, 446, después de que el capitán haya superado a Aitor Larrazabal y su próximo reto es alcanzar a José María Orue, séptimo jugador en el ranking con 481 encuentros.

noticias de deia