Athletic 4 - 0 Betis

El plan rompedor de Garitano da al Athletic la mayor goleada en liga con el técnico de Derio

El derioztarra abjura de su ideario habitual con un once y un plan rompedores que dan la mayor goleada del técnico en liga. El triunfo deja al athletic a dos puntos de Europa

24.11.2020 | 00:49
Gaizka Garitano da instrucciones a sus futbolistas durante un lance del partido.

El fútbol es así de tiránico y a la vez seductor. Resulta que Gaizka Garitano se jugaba la cabeza ante el Betis, el equipo más amable desde que se abrió el nuevo San Mamés –ha perdido en sus ocho visitas–, y la salva con un plan que se entiende está en las antípodas de su credo. O sea, al derioztarra se le ocurre caminar sobre el alambre con un once inesperado, con un sistema que seguramente pedía a gritos una mayoría de la masa social athleticzale y con parte de su guardia petroriana, como Dani García y Raúl García, en la banqueta. El viraje le salió redondo, mejor de lo soñado sin duda. Pero también tiene su matiz pérfido, porque Garitano firmó su mayor goleada en liga abjurando de Garitano, lo que quizá sea el inicio de un nuevo Athletic. O puede que lo de anoche se quede en un mero espejismo. El tiempo lo dirá, con la exigente visita del próximo domingo al Getafe como la primera prueba del algodón.

Sea como fuere, el rotundo triunfo sobre el Betis vuelve a traer un punto de sosiego al entorno y al propio entrenador, que se deduce que ha sorteado el supuesto ultimátum que tenía sobre la mesa. Garitano salió airoso gracias a futbolistas a los que tenía relegado en sus preferencias, como es el caso de Asier Villalibre, al que se resistía hasta la desesperación de ponerle en el once inicial pese a ser el único nueve específico en su plantilla; y de Unai Vencedor, un chaval cómodo con el balón y del que dicen que tiene buena pinta. Y, de paso, situó a Iker Muniain en su hábitat natural, lo que fue una bendición para el propio capitán que, además, marcó por quinta vez en su carrera al Betis, que se convierte en su equipo fetiche. Salvando las distancias, el sistema recordó mucho al que empleó Javier Clemente una semana atrás con la selección de Euskadi frente a Costa Rica.

Las mejores imágenes del Athletic-Betis. Fotos de Pablo Viñas

La victoria suaviza el debate sobre el futuro del entrenador, que podría reactivarse en caso de volver a las andadas en el Coliseum, y asoman buenas noticias. No en vano, se trata de la tercera victoria consecutiva del conjunto rojiblanco en San Mamés, una plusvalía que necesitaba recuperar; ejecuta cuatro goles en solo noventa minutos, cuando en los ocho anteriores solo había sido capaz de materializar siete, menos de un tanto por partido; y da un salto considerable en la tabla al situarse en la octava plaza, a solo dos puntos del Cádiz y del Granada, que marcan la zona europea, y por delante del mismísimo Barcelona, aunque la escuadra culé haya jugado un partido menos. Se pasa de la noche al día en un abrir y cerrar de ojos, por lo menos si se echa mano de las estadísticas, que también son llamativas en el caso de Ander Capa, un lateral derecho diferente que como jugador del Athletic eleva su cuenta anotadora, con el del lunes, a cuatro goles, una cifra nada desdeñable; como también lo es el doblete que luce Álex Berenguer en sus solo 353 minutos como león.

Garitano salva el primer match-ball que probablemente aumente su crédito para la entidad, que no maneja un nuevo ultimátum para el compromiso en Getafe. Es el efecto reparador que tiene una goleada como la de anoche, no solo por la colección de goles, sino por las formas en que se gestó.

La cifra

100

Los encuentros que completó ayer Iñigo Martínez como jugador del Athletic 22 meses después de que la anterior Junta Directiva efectuara su contratación tras depositar los 32 millones de euros que rezaba su cláusula de rescisión con la Real Sociedad. El de Ondarroa celebró la marca con un triunfo necesario.