La "prioridad" de Simón

El portero del Athletic, que acaba de renovar hasta 2025, dice que la ausencia de cláusula es "una forma de agradecimiento" a un club en el que espera terminar su carrera deportiva

22.08.2020 | 07:42
Un sonriente Unai Simón, en un momento del entrenamiento de ayer a la mañana en Lezama '.

El pasado jueves, tras prorrogar su contrato hasta 2025 y prescindir de la cláusula de rescisión, Unai Simón evidenció que su prioridad era el Athletic. Pero, por si todavía había algún atisbo de duda, ayer lo volvió a dejar claro: "Mi único pensamiento es jugar aquí hasta el final de mi contrato y, si es posible, hasta el final de mi carrera. Puede que vengan porteros que puedan ser titulares, pero eso no quitará que me quiera ir. Voy a pelear hasta el final por la portería del Athletic porque el poder disputar una portería tan bonita como la de San Mamés, merece la pena de verdad. Por eso, renovar hasta 2025 es un sueño cumplido". De hecho, el compromiso del guardameta alavés con el club que le vio crecer es tal, que prescindir de la cláusula fue la mejor manera que encontró para demostrarlo: "Es una forma de agradecer al Athletic todo lo que ha hecho por mí desde que entré con 14 años. Me han formado y no solo como profesional, sino también como persona porque me encontraron una casa con un matrimonio que me quiso como a un hijo, me matricularon en un colegio que me dio educación... Y esas cosas son de valorar. Renovar sin cláusula es una forma de agradecimiento y de confianza mutua".

Porque desde que el Athletic se fijó en Simón, este solo ha tenido como objetivo ser el guardameta del primer equipo; por ello, cuando llegó a profesional, sus agentes solo tuvieron una orden. Concisa, directa y explícita: "Dar prioridad siempre al Athletic". Así que, aunque probablemente hubo muchos clubes interesados en él tras su espectacular temporada, el portero reconoce no haber querido ni hablar del tema: "La primera orden que les di a mis representantes al firmar fue la de poner al Athletic siempre por delante de otros clubes, entonces seguramente haya habido ofertas de otros equipos, pero no me las han hecho llegar porque mi prioridad siempre ha sido el Athletic y así seguirá siendo".

Y es que Simón se encuentra en un momento dulce, siendo dueño y señor de la portería del club de su vida y recibiendo la primera llamada de la selección absoluta. "Estoy muy contento por la llamada de Luis Enrique porque es una forma de valorar el trabajo de la temporada pasada. Acabé con buenas sensaciones tras un curso bastante completo y recibir esta llamada es muy gratificante. Es la guinda del pastel", reconoció en rueda de prensa. Sin embargo, el alavés recordó lo complicado que fue llegar al primer equipo –la marcha de Kepa Arrizabalaga y la lesión de Iago Herrerín provocaron que el club rojiblanco le repescara en 2018 del Elche, donde estaba cedido– y, por ello, prefiere mantener los pies en el suelo: "Se tuvieron que alinear los astros para que yo llegara a la portería de Athletic. Recuerdo que llegué con incertidumbre porque conocía la situación de Kepa y de Iago, pero no la de Remiro. Pensé que venía para ser suplente y el domingo Berizzo me dijo que iba a jugar. Fue un momento muy bonito".

Sin comparaciones 

Su buen año en el Athletic le ha puesto en el escenario internacional, llegando a compararle con guardametas de la talla de Oblak, Courtois o Ter Stegen. Incluso con el mítico Iribar. Pero Simón prefiere ir paso a paso: "Me gusta oír esos comentarios, pero compararse con Iribar son palabras mayores. Llevo 48 partidos en el Athletic, no llevo 600. Ojalá llegar a esas cifras, pelearé por ser titular en el Athletic porque para mí es un orgullo". Es más, el hecho de terminar tercero en el Trofeo Zamora, por detrás de los porteros del Real Madrid y del Atlético, es algo que el alavés achacó a la buena labor grupal y no a sus excelentes actuaciones: "Si he quedado en esa posición es porque tenemos un gran equipo, todo el mundo conoce la solidez del Athletic de Garitano. No estoy al nivel de esos porteros porque ellos han demostrado mucho en esta liga y yo llevo solo un par de temporadas".

Así, consciente de su juventud, Simón también quitó hierro a las opiniones que le ponen ya en la Eurocopa de San Mamés: "Lo de la selección es la guinda del pastel, pero no me voy a poner ningún objetivo. La primera vez es para disfrutarla y no pensar en nada más. Ahí van los mejores así que quiero aprender de ellos y no pensar en la Eurocopa".


noticias de deia