A Sevilla por Granada

Garitano: "La Copa es la baza más clara que tenemos"

"Hay que ir a por ella", advierte Gaizka Garitano, sabedor de que hoy "marcar y no encajar sería lo ideal"

12.02.2020 | 06:15
Gaizka Garitano, en un momento del entrenamiento de ayer.

Bilbao - San Mamés albergará esta noche el partido de ida de una semifinal de Copa que se presenta "igualada" a ojos de Gaizka Garitano, convencido de que la eliminatoria contra el Granada se decidirá en el choque de vuelta que albergará el Nuevo Los Cármenes el 5 de marzo, donde los rojiblancos intentarán posar con un resultado favorable tras los noventa minutos de hoy en La Catedral. "Tenemos que jugar como si fuera un partido de liga, teniendo nuestras precauciones al ser una eliminatoria de 180 minutos, pero siendo ambiciosos al jugar en casa y e ir a por ellos. Pase lo que pase aquí, eso sí, el cruce se resolverá allí para bien o para mal", advirtió el técnico derioztarra, quien agregó que "si las cosas salen bien en este primer partido, habrá que ir a su estadio a defender el resultado y si no es así, iremos a intentar remontar, que también somos capaces de hacerlo".

"La marcha en liga está muy condicionada por la Copa, al estar volcándonos mucho en ella y llegar al fin de semana muy justos después de muchos partidos y dos prórrogas, pero ahora estamos en semifinales y tenemos que ir con todo", destacó el entrenador del Athletic, consciente de que la Copa "es la baza más clara que tenemos y hay que ir a por ella, porque no se llega todos los años a una semifinal, hemos tenido una gran marcha en esta competición y lo que tenemos en la cabeza es llegar a la final". Así de ambicioso, pero con el punto de cautela necesario se mostró en su rueda de prensa de ayer Garitano, quien remarcó que "no tenemos ninguna razón para no tener un gran estado anímico, porque vamos a jugar una semifinal de Copa con nuestro equipo, el Athletic, y estamos con muchas ganas de jugar este partido y ver si tenemos la oportunidad de llegar a la final".

"Estamos con una energía tremenda, porque tanto yo como los jugadores somos de aquí, además", reivindicó el de Derio, que mandó un mensaje a la afición para dejar claro que esta noche "necesitamos el mismo ambiente que hubo contra el Barcelona, porque la eliminatoria se va a decidir por pequeños detalles y necesitamos la fuerza de San Mamés". En el apartado estrictamente deportivo, al ser cuestionado por el planteamiento que llevará a cabo hoy, Garitano no desveló si apostará por una defensa de cuatro o cinco hombres y explicó que "los planteamientos están basados en nuestras fortalezas, que es lo más importante, pero también en las del rival, al igual que en sus debilidades. Tenemos todo en cuenta, pero lo primero es cómo podemos estar nosotros mejor".

NO HAY UN FAVORITO También tiene claro el técnico que "en una semifinal de Copa no hay favorito", al igual que no considera relevante que el Granada no asome en la antesala de una final copera desde 1969, cuando cayó eliminado ante el Athletic. "Ninguno de los que estaban hace 51 años están ahora y por nuestra parte, tampoco, por lo que no sé en qué puede influir eso, aunque es cierto que algunos de nuestros jugadores pueden tener más experiencia al haber llegado a alguna final", relató el derioztarra, que no quiso referirse a una hipotética final contra la Real o el Mirandés, dado que "no estamos para pensar todavía en eso, porque va a ser una semifinal muy dura y complicada". "Lo saben los que hayan visto jugar al Granada este año", subrayó Garitano, que se mostró ajeno a la avalancha de comentarios y deseos en torno a la gabarra.

"Solo puedo controlar lo que pasa de la puerta para dentro y ahí todos somos conscientes de la dificultad que tiene esta eliminatoria. Los jugadores saben que será igual de difícil que contra el Barcelona y nadie está pensando en la final", resaltó el entrenador rojiblanco, que no escondió que, más allá del estado físico de cada jugador, "todos están intentando recuperarse, porque quieren estar en el campo".