las tres claves

Los goles en momentos decisivos

la diana de raúl garcía a puertas del descanso dio más poso a un athletic que supo gestionar sus tiempos hasta que berchiche firmó la sentencia con su segundo tanto como león

17.12.2019 | 19:03
Athletic - Granada.

1. Los goles en momentos decisivos

La diana de Raúl García a puertas del descanso dio más poso a un Athletic que supo gestionar sus tiempos hasta que Berchiche firmó la sentencia con su segundo tanto como león

bilbao - Gaizka Garitano lo puso en valor en la previa. Vino a decir que partidos como el de ayer se deciden por pequeños detalles y, visto lo visto, el derioztarra no estaba nada desencaminado. El Athletic se llevó un trabajado triunfo porque supo marcar sus tiempos, presumió de paciencia, tiró incluso de pragmatismo en las fases que así lo requería y, para poner la guinda, ejecutó sus dos tantos en momentos decisivos del choque ante un Granada que quiso un partido trabado con el objetivo de distorsionar a los leones, que fueron a lo suyo. Lo cierto es que el colectivo de Garitano no firmó un partido brillante en cuanto a juego, porque el rival, muy fuerte en lo físico, tampoco ayudaba para ello, pero alardeó de una eficacia que le asienta en la zona noble de la tabla cuando se han recorrido ya quince jornadas y con el cierre de la primera vuelta muy cercano.

El encuentro se rompió en una acción atípica y que ofreció su punto de polémica. El cántabro Cordero Vega interpretó como penalti un empujón sin balón de Domingos Duarte sobre Raúl García y ni siquiera fue a visionarlo al VAR, con lo que debía tenerlo muy claro. El navarro falló en primera instancia, pero ya no en la segunda, cuando le tocó repetir por infracción del meta Rui Silva, y puso por delante a los 41 minutos a un Athletic que con anterioridad había llegada por impulsos al área nazarí. El tanto de Raúl García, que no jugará el sábado en el Benito Villamarín por sanción (vio la quinta amarilla), enfrió al Granada y le dio más poso al equipo rojiblanco de cara al segundo acto, que le tocaba gestionarlo con el resultado de cara.

El Athletic se sintió más cómodo pese a que su arranque a vuelta de vestuarios no fuera el más acertado. Con todo, no se sintió agobiado por el Granada, que solo dio un par de amagos. A Garitano le tocó mover sus recursos en el deseo de no verse sorprendido y con las comparecencias de Ibai, Lekue y San José retocó su plan táctico, hasta que llegó la sentencia a falta de siete minutos con el tanto de Yuri Berchiche, que firmó su segundo gol como león después de estrenarse en su bautizo en San Mamés ante el Huesca.

2. El impacto de los jugadores de equipo

El Athletic se sustentó en la aportación de futbolistas que quieren dar un paso hacia adelante, como el caso de Unai López y el propio Córdoba

Bilbao - El fútbol es así de cambiante. Iñigo Córdoba puede dar fe de ello. Fue silbado por el público de San Mamés en el duelo ante el Espanyol y sustituido en el descanso del siguiente choque en Bilbao ante el Levante por un error en la marca del gol de Postigo; y ayer, en cambio, se retiró a los 64 minutos ovacionado por la afición rojiblanca, que le premió por su esfuerzo y por sus buenas intenciones ofensivas. El bilbaino necesita dar un paso adelante, como también Unai López, del que se esperaba un encuentro notable como el que firmó ayer para despejar algunas dudas sobre la apuesta de Gaizka Garitano sobre su persona.

Fueron dos de los jugadores rojiblancos a los que se suele etiquetar como de equipo que mostraron un alto nivel, lo que les debe venir como anillo al dedo para lo que resta de curso. Córdoba cambió la opinión de la parroquia sobre su persona y el donostiarra emergió con más aplomo y recursos en su juego, como retrató en la acción del segundo tanto obra de Yuri Berchiche con una asistencia sobresaliente.

3.  San Mamés acentúa la buena racha de los rojiblancos

Bilbao - Gaizka Garitano celebró por todo lo alto su partido cien como entrenador en Primera División con un nuevo triunfo en San Mamés, que se blinda como una guarida muy segura para los leones. No en vano, el Athletic es, junto al Barcelona, el único equipo de LaLiga Santander que suma seis victorias como local, una plusvalía que premia al conjunto rojiblanco, que, además, encadena cinco jornadas consecutivas sin hincar la rodilla, con el sobresaliente saldo de trece puntos sobre quince posibles. Su dinámica ha dado un giro de 360 grados después del octubre negro, cuando se llegó a hablar de una crisis que incluso cuestionaba el proyecto, hasta el punto de que hoy en día se maneja ya como exclusivo el objetivo de alcanzar plaza europea.  Los tres partidos que restan para cerrar el año 2019 pueden acentuar más la buena racha de los rojiblancos, que se examinan el próximo sábado en el Benito Villamarín.

noticias de deia