fiabilidad defensiva del Athletic

Un trío bien avenido

Yeray Álvarez detalla las razones de su “buena compenetración” con Iñigo Martínez y Unai Núñez, cuyo rol como suplente habitual “ya lo vivió el año pasado y no es algo fácil”

09.02.2020 | 17:57
Yeray Álvarez salta con Villalibre durante el partidillo que jugaron en el entrenamiento vespertino de ayer.

Yeray Álvarez detalla las razones de su “buena compenetración” con Iñigo Martínez y Unai Núñez

Bilbao - La fiabilidad defensiva del Athletic, el equipo menos goleado en las ocho primeras jornadas de liga con solo cuatro tantos en contra, los mismos que ha encajado el Atlético, asoma fuera de toda duda, hasta el punto de acaparar elogios internos y externos por el buen hacer de un entramado defensivo que figura a pleno rendimiento. Con Unai Simón firme también bajo los palos en los siete partidos disputados, toda vez que Iago Herrerín posó como titular en la visita intersemanal al Leganés, es en la parcela central donde se multiplican las alabanzas. En la última derrota sufrida en Balaídos, sin ir más lejos, la alianza formada por Yeray Álvarez e Iñigo Martínez, concentrado durante el parón con la selección española absoluta, volvió a ser una de las pocas notas positivas que dejó el encuentro desde el prisma rojiblanco. En el banquillo, para más inri, aguardó por enésima vez su oportunidad Unai Núñez, destinado a desempeñar un papel secundario en el tramo inicial del curso como consecuencia de la inalterable confianza de Gaizka Garitano en una pareja de centrales que no baja el pistón. Al igual que sucedió la pasada temporada, el defensa portugalujo, que se proclamó campeón del Europeo sub'21 en verano junto a Simón, se ve obligado a esperar un turno que desde el inicio de la presente campaña solo le llegó en las dos primeras jornadas con motivo de los problemas físicos que arrastraba Iñigo Martínez y en la citada visita a Butarque, donde Garitano apostó por las rotaciones.

Consciente del momento en el que se halla Núñez se mostró ayer en la sala de prensa de Lezama un reflexivo Yeray, quien apuntó sobre la situación en la que se encuentra el 3 del Athletic que "ya lo vivió el año pasado y no es algo fácil". "A mí me tocó vivirlo también cuando volví de la enfermedad y sabemos llevarlo, aunque es complicado. Tanto él como yo nos ganamos el puesto en su día y luego es difícil volver a cogerlo, pero en cualquier entrenamiento se puede ver que los tres centrales tenemos un gran nivel. Cada uno puede aportar un tipo de fútbol y de defensa, similar, pero no la misma, y al final el míster es quien decide lo mejor para el equipo", manifestó asimismo el de Barakaldo, quien aseguró en torno a su persona que "trabajo día a día para intentar entrar en el once y el día que me toque salir no podré poner ni un pero".

"Estamos cuatro centrales, con Vivian del filial, que tenemos un nivel bastante alto y es el míster quien decide. Durante la semana se puede hacer mejor o peor, pero el fin de semana es cuando hay que demostrar las cosas y creo que cualquiera de los tres que ha ido poniendo lo hemos demostrado. Si nos elige a mí y a Iñigo tendremos que aceptarlo y si elige a Unai o Iñigo en otro orden también lo aceptaremos", agregó en su reflexión Yeray, que también hincó el diente a los motivos por los que tiene una "buena compenetración" con Iñigo Martínez y Núñez, lo cual se debe a que "quizás yo juego un poco más a la anticipación y a leer antes la jugada, mientras que Iñigo tiene un poco más de temple, experiencia y sabe colocarse muy bien. Nos compenetramos cuando tiene que salir uno u otro, igual que cuando juego con Núñez, que, en vez de tener ese temple, quizás tiene también esa anticipación, velocidad y fuerza". "Al final, tienes que conocer a la persona con la que juegas al lado cuando eres central y comunicarte con ella, porque uno con el otro hay que conseguir que las carencias no se noten y las virtudes resalten", recalcó a su vez el 5 rojiblanco.

"TODO EL EQUIPO TRABAJA" Sin querer pronunciarse acerca de si está completando su mejor campaña desde que ascendió al primer equipo en 2016 de la mano de Ernesto Valverde, dado que "he jugado siete de los ocho partidos de liga, pero todavía queda mucha temporada por delante", Yeray sí quiso destacar en términos generales que "estamos encajando poquísimos goles y a los equipos les cuesta muchísimo crearnos ocasiones, pero eso no viene solo gracias a nosotros, sino por todo el equipo, desde el delantero hasta el portero, que nos ha salvado en varias ocasiones". "Todo el equipo trabaja y eso nos hace mejores, además de que Dani García es un jugador defensivo muy bueno y nos ayuda muchísimo cuando el rival juega con dos delanteros. Ahora mismo me encuentro muy cómodo jugando y puedo sacar mi mejor versión", subrayó, además, el central de Barakaldo, un fijo para Garitano dentro de un trío de centrales bien avenido.