Carlos Ruiz y Scirea regresan a 1977

el expichichi devuelve la camiseta del mítico defensa de la juve en un acto en turín que recordó la final de la uefa

09.02.2020 | 15:53
Riccardo, hijo de Gaetano Scirea, y Carlos Ruiz, en el acto de ayer en Turín. Foto: Juventus

sE trataba de hacer algo diferente, algo que no está al orden del día en el fútbol de hoy". La reflexión la hace Carlos Ruiz, el último pichichi del Athletic, desde Turín, adonde viajó la tarde del jueves para participar en la mañana de ayer en un emotivo acto institucional en el Museo de la Juventus. Un evento que nació por la iniciativa de Emiliano Gabrielli, miembro del Comité Ejecutivo de la Peña Leones Italianos, ya que fue quien se puso en contacto con el exdelantero rojiblanco. La razón se resume en la inauguración el pasado día 4 de la exposición que organiza el club biaconero en honor a Gaetano Scirea, mítico excapitán de la entidad juventina fallecido treinta años atrás en un accidente de tráfico. "Emiliano contactó conmigo y me pidió si aún tenía la camiseta que me intercambié con Gaetano tras perder la final de la Copa de la UEFA en San Mamés en 1977 ante la Juventus. Aquel fue el primer título europeo de la historia de la Juve y su hijo (Riccardo) quería saber quién jugó en el Athletic con el 16 aquel partido. Fui yo. Mi mujer (Ana María Eizmendi) se encargó de buscarla y la encontró. Mandé un par de fotos y ahí empezó la rueda hasta llegar este día".

La Juve reclamó a Carlos para la inauguración de la exposición, pero la agenda no se lo permitió al exleón, que aplazó el viaje a Turín hasta este fin de semana. Lo ha hecho junto a su esposa y hoy mismo presenciará en directo en el Juventus Stadium, invitado en el palco por el club biaconero, el encuentro que enfrenta al equipo de Mauricio Sarri frente a la Verona dentro de la cuata jornada de la Serie A. "Ha sido un acto (presidido por dos directivos de la Vecchia Signora) bonito y emotivo. Le he dicho al hijo de Gaetano que es casi un calco de su padre y se ha emocionado mucho cuando le he entregado la camiseta con el dorsal 6. En nuestra época no llevábamos nuestro nombre en las camisetas, pero hemos hecho un apaño para ponerlos", dice el exdelantero rojiblanco, que regresará mañana a casa con aquella elástica con la que jugó la última media hora del partido de vuelta en La Catedral de aquella histórica final de la Copa de la UEFA. Salió en sustitución de Lasa y en el minuto 77 hizo el 2-1 con un espectacular remate de cabeza tras saque de esquina botado por Txetxu Rojo: "Merecimos más, incluso creo que el título, pero nos encontramos con una fortísima Juventus. Para ellos fue su primer título europeo y mira los que ha coleccionado después".

El viaje a Turín le ha permitido rememorar aquel momento y, de paso, ha valido también para acentuar la marca Athletic en la casa de la Juventus. "Estos eventos sirven para profundizar en nuestra filosofía", expresa Carlos, quien charló con Riccardo sobre su padre, leyenda en la Juve y en la selección italiana, con la que conquistó el Mundial de 1982: "Gaetano no era el prototipo de defensa italiano de aquella época, era un futbolista elegante, con muy buena salida de balón y que no era duro. No dudé ni un segundo a la hora de intercambiarnos las camisetas".

noticias de deia