Jugadora del Athletic

Yulema Corres: “Tenemos la obligación de luchar por el escudo que llevamos”

En su sexta temporada como rojiblanca, Yulema Corres (Gasteiz, 1992) tiene unas ganas terribles de recuperar el terreno perdido tras una engorrosa lesión que sufrió el curso pasado

09.02.2020 | 12:08
Yulema Corres. Fotografía Oskar M. Bernal

En su sexta temporada como rojiblanca, Yulema tiene unas ganas terribles de recuperar el terreno perdido

Lezama - A menos de un mes de que arranque la Primera Iberdrola, Yulema Corres es optimista con las posibilidades del Athletic en una liga en la que los fichajes de jugadoras foráneas aumenta todas las temporadas. La delantera gasteiztarra asume las limitaciones con la que juega el conjunto rojiblanco, pero destaca la buena salud de su cantera.

¿Cómo va la pretemporada?

-Bien. Un poco dura, pero trabajando bien y con muchas ganas.

¿Recuperada de la lesión que le apartó en noviembre?

-Sí. Completamente, al cien por cien. Solo queda superar un poco el miedo de la cabeza tras dos recaídas que duraron demasiado tiempo.

Ya se ha estrenado en pretemporada marcando.

-Me hizo especial ilusión empezar con un gol en el amistoso de Fadura. A ver si siguen así la cosas.

¿Han notado mucho cambio en la forma de trabajar de Ángel Villacampa?

-Sí. Él tiene una forma de trabajar bastante diferente a la que estábamos acostumbradas. Es el primer técnico no vasco en el femenino y sí que se nota con respecto a los demás técnicos que hemos tenido. Él ha estado en China y en el Atlético y se nota que tiene una forma de trabajar distinta. Ni mejor ni peor, pero diferente.

Está de acuerdo con lo que dijo en su adiós Joseba Agirre, ¿que el equipo necesitaba ya un cambio?

-Sí. Él nos transmitió desde el principio que los cambios eran buenos, que ya eran bastantes años y nosotras lo entendimos. Entendimos igualmente que era bueno tanto como para él como para nosotras. Entonces, bien para todos.

El nuevo entrenador del Athletic dijo en la presentación que el equipo no iba a dejar indiferente a nadie.

-Es un equipo que va a trabajar mucho, que es lo que estamos haciendo. Sí que es cierto que nosotras, el Athletic, siempre se ha identificado por tener mucha garra en el campo, poniendo toda la carne en el asador, y este año habría que seguir en esa línea. Creo que es a eso a lo que se refería Ángel, con algunos puntos característicos de su forma de jugar. Pero creo que se refería en cuanto al trabajo, en cuanto a sufrimiento, a intentar jugar el balón y a hacer disfrutar a la gente.

¿Cómo se sintió cuando Villacampa dijo que los mejores fichajes, junto a De La Nava, eran Maite Oroz y usted?

-Se agradece y te anima. Porque hemos pasado, tanto Maite como yo, muchas horas en Lezama recuperándonos y que te digan eso es un halago. También puede parecer que te meten presión, pero nosotras lo que queremos hacer es jugar y para eso estamos aquí.

Suma ya su sexta temporada como rojiblanca, ¿qué hay de diferente a las demás?

-Tenemos la obligación de luchar por el escudo que llevamos en la camiseta. Sabemos lo especial que es el Athletic y las características que tiene el club y aunque vayan transcurriendo los años cada temporada es diferente, todo va mejorando, y se afronta con ilusión. Este año, por ejemplo, desayunamos y comemos todas juntas en Lezama y es un paso más en la evolución de nuestro deporte. Tanto el club como la liga en sí van hacia adelante y es el camino que hay que tomar.

¿Los cambios que se están dando en el fútbol femenino se ejecutan al ritmo adecuado?

-Se verá con el tiempo. Es bueno para todos que se apueste por el fútbol femenino. Que los equipos se refuercen con fichajes y nosotras seguiremos luchando, como siempre, en todos los partidos, pero al final si se hace rápido o lento lo veremos más adelante. También llevábamos unos años en los que el fútbol femenino era muy lineal, sin apenas cambios, y ahora se está haciendo todo lo posible por atraer a más gente y creo que se está consiguiendo.

¿Hay algo que se necesite hacer de inmediato?

-Sí. Se debe aprobar el convenio que en estos momentos se está negociando. Fijar las condiciones mínimas de las jugadoras, que es lo que hace que el deporte vaya hacia arriba. Que una jugadora se pueda dedicar al fútbol.

¿Qué objetivos se marca el nuevo Athletic?

-Nosotras, en general, nunca nos ponemos objetivos. Intentamos ganar todos los partidos y siempre que estamos ahí arriba es porque lo damos todo en el campo. Un objetivo sería mejorar los partidos de fuera y, como dice Ángel (Villacampa), pensar en grande. Luego, que sea lo que tenga que ser, pero siempre luchar para ser algo pensando en grande. Porque nadie va a entrenar para ser séptimas. Entrenamos para quedar primeras e ir a ganar todos los partidos. Entrenamos para ello y cada día intentamos ser mejores.

Los favoritos: ¿Atlético, Barcelona y Levante??

-En principio, son los rivales que de partida parecen más fuertes. Pero puede haber otros equipos que también. Por ejemplo, la Real ha fichado bien y puede ser otro candidato. Es una liga en la que cualquier equipo puede dar la sorpresa y estar ahí arriba. Hay mucha igualdad y todos pueden ganar a todos.

Y el Athletic, ¿a luchar con el mercado limitado que tiene?

-Sí. Pero sabemos lo que tenemos, cómo es nuestro club, y nos conocemos más que cualquier equipo. Sé cómo es la jugadora que tengo a mi lado. Y sé también que ella lo va a dar todo cuando yo lo necesite. Pocos equipos hay así y también hay que valorarlo. También es eso lo que nos hace estar arriba todos los años.

¿Y hay cantera para hacer frente a ese gran desembarco de jugadoras foráneas?

-Sí. Sin duda alguna. Se sigue trabajando y una buena prueba de ello es que cuatro jugadoras del filial están haciendo la pretemporada con nosotras, están jugando, y lo están haciendo bien. El trabajo que se hace desde abajo tiene sus frutos en el primer equipo. Además de poner las cosas difíciles a las que juegan, cuando salen, aportan.

¿Le ha chocado algún movimiento de mercado?

-En general, lo que más me ha impactado es que las jugadoras de fuera vengan a jugar y a competir a nuestra liga. Jugadoras que quieran venir a competir teniendo todavía cierto caché. Por ejemplo, la noruega Graham del Barcelona está en activo y en un buen momento, no viene a pasar el rato, y ha decidido dejar Alemania para apostar por esta liga.

¿Se atreve a fijarse un número de goles? ¿Por ejemplo, los 18 de hace tres años?

-Estaría bien. Pero siempre digo lo mismo. En vez de dar números, intentaré hacer lo máximo que pueda para aportar al equipo. Si no es marcando, con asistencias y con trabajo defensivo. Lo que más pueda aportar.

Pasatiempos Deia