Londres y Dublín buscarán vías comerciales para salvar la paz en Irlanda del Norte

Boris Johnson y Micheál Martin acuerdan minimizar las fricciones tras el Brexit

15.05.2021 | 01:02
El primer ministro británico, Boris Johnson, saluda a su homólogo irlandés, Micheál Martin. Foto: E.P.

Londres – El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, y su homólogo de la República de Irlanda, Micheál Martin, mantuvieron ayer un encuentro en el que ambos recalcaron la "importancia de trabajar juntos" para mantener un comercio post-Brexit con las menores fricciones posibles.

Los dos mandatarios abordaron los controvertidos arreglos aduaneros que entraron en vigor el pasado 1 de enero, una vez el Reino Unido rompió sus lazos con la Unión Europea, durante una reunión en la residencia campestre del premier británico en Chequers.

La tensión en Irlanda del Norte se ha elevado en las últimas semanas debido a esos mecanismos fronterizos, que establecen controles entre con la isla de Gran Bretaña.

Johnson y Martin se mostraron de acuerdo en la relevancia de "defender" los acuerdos de paz de 1998, que estipulan que no puede haber aduanas internas en la isla de Irlanda, según indicó en un comunicado un portavoz de Downing Street, despacho oficial del jefe de Gobierno británico.

También recalcaron la necesidad de asegurar "un comercio sin fricciones entre Gran Bretaña, Irlanda del Norte y la República de Irlanda". Trataron asimismo las conclusiones de un tribunal norirlandés que esta semana concluyó que los diez civiles que murieron por disparos de soldados británicos en 1971 en el barrio nacionalista de Ballymurphy, en Belfast, eran "completamente inocentes".

Los mandatarios británico e irlandés coincidieron en que es "profundamente triste que los familiares de las víctimas hayan debido esperar tanto tiempo para conocer la verdad", según Downing Street.

Johnson resaltó, por su parte, que el Gobierno británico está "comprometido a encontrar un camino hacia adelante en Irlanda del Norte que funcione para las víctimas, contribuya a destapar la verdad y ayude a las comunidades en el futuro".

Ambos líderes exploraron asimismo vías para profundizar la colaboración bilateral en áreas como "tecnología, lucha contra el cambio climático e iniciativas culturales", así como aunar esfuerzos contra la pandemia y "compartir información" en ese terreno "para favorecer una mejor recuperación".

Poots, nuevo líder del DUP Por otra parte, el ministro norirlandés de Agricultura, Edwin Poots, tomará las riendas del Partido Democrático Unionista (DUP), mayoritario en la provincia británica, en sustitución de la todavía líder y ministra principal, Arlene Foster. La formación probritánica confirmó ayer que Poots, de 55 años, derrotó a Jeffrey Donaldson, de 58, en un proceso de elección interno, el primero desde la fundación del DUP por el histórico reverendo Ian Paisley en 1971.

"Es un honor inmenso y un placer encontrarme aquí en esta posición. No es la que esperaba hace unas semanas, pero las cosas pueden cambiar radicalmente", declaró Poots tras conocer su victoria. Indicó que "está deseando" tener "una relación positiva con todos" sus colegas de partido y, "por supuesto, con la gente de las otras formaciones".

Arlene Foster anunció el pasado abril que seguirá al frente del partido hasta el próximo 28 de mayo, mientras que abandonará el Ejecutivo a final de junio. La dirigente unionista, convirtiéndose en la primera mujer líder del partido, dimitió para sofocar una revuelta interna de correligionarios descontentos con su gestión del Brexit.

"Estamos comprometidos a encontrar un camino hacia adelante en Irlanda del Norte"

Boris Johnson

Primer ministro británico

noticias de deia