Alemania critica la reducción de militares estadounidenses

Trump pretende retirar la mitad de los 50.000 soldados para que Berlín aumente su contribución a la OTAN

17.06.2020 | 00:13

berlín – El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, afirmó este martes que su Gobierno carece de información detallada sobre la retirada de efectivos estadounidenses destacados en Alemania, señalando sin embargo que su presencia es "importante" también para la seguridad de EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este lunes que retirará "la mitad" de las tropas de Alemania dejando allí a tan solo 25.000 soldados, con el objetivo declarado de presionar a Berlín para que aumente sus contribuciones a la OTAN.

"Hemos tomado nota. No tenemos informaciones más concretas o más detalladas: cuándo, cómo, qué será implementado por el Departamento de Estado o por el Pentágono. No hemos recibido información y estamos a la espera", declaró Maas.

"Creemos que la presencia americana en Alemania es importante no solo para la seguridad de Alemania, sino también para la de EE.UU. pero en particular para la seguridad de Europa en su conjunto", añadió el ministro, durante su primer viaje al extranjero desde el inicio de la pandemia.

Maas habló de "pasos que cambian la arquitectura de la seguridad de Europa" y de los que "es necesario hablar", aunque reconoció que la retirada de soldados está sometida en última instancia a la "discreción" de EE.UU.

trump en campaña El presidente de la Comisión de Política Exterior del Parlamento alemán, Norbert Röttgen, atribuyó la decisión del mandatario a la campaña electoral en EE.UU.

"La crítica al gasto en defensa de Alemania no tiene nada que ver con la retirada de tropas, que debilita especialmente a los propios EE.UU.", escribió en Twitter Röttgen, uno de los competidores por la próxima candidatura a la Cancillería alemana.

"Trump está en campaña y ha prometido desde hace tiempo llevar a los soldados a casa. Ahora intenta ganar puntos en política interna", añadió el diputado.

Maas es el primer miembro del Ejecutivo en pronunciarse con respecto al anuncio de Trump, después de que la semana pasada fuentes gubernamentales negaran que la decisión fuera final.