Pasajeros invaden las pistas del aeropuerto de Palma y obligan a paralizar los vuelos tras una falsa emergencia médica

06.11.2021 | 00:57
Aropuerto de Palma de Mallorca donde miembros de la Guardia Civil y de seguridad del aeropuerto buscaban por las pistas y sus aledaños al grupo de pasajeros de un vuelo internacional entre Marruecos y Turquia.

PALMA DE MALLORCA. El aeropuerto de Palma ha vuelto a permitir los aterrizajes y despegues tras suspender las operaciones durante casi tres horas y media después de que se dieran a la fuga a través de las pistas una veintena de viajeros de un vuelo aterrizado de urgencia por una supuesta emergencia médica.
Según  informó Aena, el bloqueo ocasionó el desvío de 13 vuelos que debían llegar a la capital balear a Barcelona (5), Ibiza (4), Menorca (2), Madrid (1) y Valencia (1).
Además, sufrieron retrasos otra cuarentena de vuelos nacionales e internacionales tanto de llegada como de salida, indicó la empresa pública gestora de los aeropuertos españoles.
Un vuelo procedente de Marruecos con destino a Turquía realizó una escala imprevista en las pistas del aeropuerto de Son Sant Joan a las 20.30 horas de ayer noche tras avisar de que un pasajero diabético se encontraba indispuesto y necesitaba atención médica urgente.
En esa escala, entre 15 y 20 pasajeros del avión abandonaron el aparato cuando la ambulancia procedía a evacuar al presunto enfermo y emprendieron la huida por las pistas del aeropuerto, lo que obligó a sus responsables a detener todas las operaciones en cumplimiento de los protocolos de seguridad.
El hombre que supuestamente estaba enfermo fue trasladado en ambulancia hasta el hospital de Son Llàtzer de Palma junto con una persona que le acompañaba en el avión. Este acompañante se dio a la fuga y el causante del aterrizaje de emergencia fue dado de alta de inmediato y se encuentra bajo custodia policial.
Agentes de la Guardia Civil y de seguridad privada en una veintena de vehículos recorrieron las pistas de Son Sant Joan para tratar de localizar a los viajeros fugados, que, según la hipótesis que manejan los investigadores, abandonaron el avión con la intención de ingresar de forma irregular en España.
La Policía Nacional también movilizó numerosos efectivos para buscar a los pasajeros en las zonas exteriores a las vallas que cierran el aeropuerto porque sospechaban que podrían haber abandonado el recinto.
Asimismo, los responsables de seguridad  comprobaron la lista de pasajeros para tratar de determinar cuántos son los fugados y descartar su presencia en las pistas para poder autorizar de nuevo el movimiento de aeronaves.

noticias de deia