Siete años de cárcel por intentar matar en Sestao a otro varón por una pelea por los perros

En el transcurso de la disputa, el agresor sacó un arma blanca y se la clavó en la zona izquierda del pecho

09.10.2020 | 16:06
Imagen de archivo de los juzgados de Bilbao

La Audiencia Provincial de Bizkaia ha condenado a un individuo a siete años de prisión por intentar matar en Sestao a otro varón, al que asestó una puñalada tras haber tenido un incidente previo en el que sus perros se habían enzarzado.

Asimismo, la sección segunda de la Audiencia Provincial condena también al procesado, de 46 años, a inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo y a la prohibición de acercarse a la víctima a una distancia inferior a 500 metros o a comunicarse en los próximos 9 años.

En la sentencia, dada a conocer este viernes, se recoge que el 12 de agosto de 2016, el acusado se dirigió a la víctima, con el que había tenido un incidente previo en el que sus perros se habían enzarzado, en las inmediaciones de su vivienda de Sestao.

Poco después, iniciaron un forcejeo y ambos cayeron al suelo. En el transcurso de la disputa, el agresor sacó un arma blanca y se la clavó en la zona izquierda del pecho. No obstante, la víctima logró emprender la huida, mientras el autor de la puñalada gritaba que acababa de salir de la cárcel y que le iba a matar. Finalmente, el agredido pudo refugiarse en un supermercado.

A consecuencia de la herida sufrida, el varón fue intervenido quirúrgicamente y precisó un período de estabilización de 46 días. Las lesiones afectaron a región abdominal alta y torácica, donde se localizan órganos de importancia vital, por lo que "hubieran originado un riesgo vital para la víctima de no haber sido asistida con urgencia".

La defensa solicitó la libre absolución de su patrocinado al no reconocerse éste autor de las lesiones, defender que no portaba ningún arma blanca y que fue la víctima quien se autolesionó accidentalmente al caer.

Finalmente, la Audiencia Provincial condena al acusado por un delito de tentativa de homicidio a siete años de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo y a la prohibición de acercarse a la víctima a una distancia inferior a 500 metros o comunicarse en los próximos 9 años.