Arremetió contra los agentes

La Ertzaintza despierta en Igorre a un conductor ebrio que huyó y saltó del coche en marcha

19.04.2020 | 15:59
El vehículo circulaba por el término municipal de Igorre de manera anómala y dando bandazos.

Un varón, de 29 años de edad, ha sido detenido en Igorre por huir tras ser interceptado a bordo de un vehículo, dar positivo en el correspondiente control de alcoholemia y arremeter contra los efectivos policiales.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, sobre las nueve y media de la noche de este sábado, un particular informó a la Ertzaintza de que un vehículo circulaba por el término municipal de Igorre de manera anómala y dando bandazos, parándose finalmente en un área de servicio.

Al lugar se desplazaron varias patrullas de protección ciudadana de la comisaría de Durango, que localizaron allí un vehículo detenido y con el motor arrancado, en cuyo interior se encontraba únicamente un individuo, adormilado sobre el volante.

Uno de los recursos policiales solicitó al conductor la documentación percatándose de que estaba bajo la presunta influencia de las bebidas alcohólicas. El individuo hizo caso omiso a las indicaciones policiales en reiteradas ocasiones y respondió con insultos y amenazas.

En un momento dado, de repente, emprendió la marcha, hecho que obligó a los efectivos policiales a apartarse para evitar ser arrollados. Al salir de la gasolinera, golpeó contra un muro y continuó hasta una rotonda situada en la Avenida Lehendakari Agirre, donde saltó del vehículo en marcha y se dio a la fuga a la carrera hacia una zona de arbolado. El coche, ya sin control, llegó a chocar contra un talud y un árbol.

Los recursos de la Ertzaintza iniciaron la búsqueda del implicado, hallando por el recorrido tomado por el huido dos teléfonos móviles. En las inmediaciones, cerca de un campo deportivo, éste fue finalmente localizado e interceptado tras intentar huir de nuevo y enfrentarse a una de las patrullas de manera violenta. En ese momento, se procedió a su detención por un delito de atentado.

Una vez identificado, se pudo comprobar a través del Centro de Coordinación de la Ertzaintza, que éste tenía retirado el carné por orden judicial. Además, tras ser sometido al correspondiente test de alcoholemia, arrojó tasas positivas. Se da la circunstancia de que el pasado mes de enero, ya fue arrestado en Basauri por conducir bajo los presuntos efectos del alcohol.

Después de quedar concluidas las correspondientes diligencias policiales, fue puesto en libertad y deberá comparecer ante la Autoridad Judicial.