Vertedero de Zaldibar

Erkoreka denuncia que la colaboración de la empresa del vertedero ha sido "casi inexistente"

12.02.2020 | 10:59
Vertedero de Zaldibar

El Gobierno vasco desconocía los "hipotéticos problemas" de estabilidad del vertedero

BILBAO. El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado este miércoles que la colaboración de Verter Recycling, empresa que gestiona el vertedero derrumbado en Zaldibar, tanto con los inspectores laborales como con los técnicos de Medio Ambiente "ha sido casi inexistente; está desaparecida".

"Ha habido grandes dificultades para contactar con un interlocutor válido, principalmente en las primeras horas tras el suceso, cuando se necesitaba información que sólo la empresa tenía; ahora ya estamos en contacto", ha mantenido en una entrevista en Radio Euskadi.

Según ha dicho, el Gobierno vasco desconocía los "hipotéticos problemas" de estabilidad del vertedero y únicamente detectó deficiencias "menores" en la última inspección de finales del año pasado, por las que se tramita un expediente, pero ha remarcado que si la empresa conocía esos problemas debería haberlos comunicado a la Administración para que obrara en consecuencia.

Ha opinado que este incidente, ocurrido el pasado jueves y en el que aún se mantienen sepultados dos trabajadores, "podría tratarse de un accidente o de una imprudencia", y que será el Juzgado de Durango que investiga lo ocurrido el que lo determine, aunque ha destacado que "probablemente el Gobierno Vasco tomará medidas de actuación ya que la empresa parece que no tiene mucho interés".

Erkoreka ha defendido la actuación del Ejecutivo y del lehendakari, Iñigo Urkullu, en este incidente y ha acusado de "irresponsables y de carroñerismo político" a quienes critican la lentitud de la respuesta institucional. Según ha relatado, Urkullu encargó a la consejera de Seguridad el mismo jueves, día del derrumbe, que formara una mesa de crisis y que esta misma consejera ha hablado con los familiares de los sepultados "desde el primer día".

"Igual las informaciones de los indicadores de salud -agua, aire- no se difundieron al principio adecuadamente entre los vecinos, pero ya está corregido", ha indicado y ha añadido que "hasta la fecha" estos indicadores dan resultados "positivos y correctos", pero se mantendrán las mediciones "de forma permanente por si la situación se tuerce".

Ha afirmado también que los residuos "no autorizados" encontrados en el vertedero son plásticos y "no están considerados peligrosos", y que el amianto localizado contaba con autorización. En este momento se está estudiando dónde trasladar estos residuos.

Respecto a la situación actual del vertedero, Erkoreka ha destacado que se está intentado estabilizar la parte alta de la zona donde se registra un incendio que requiere de tierra para ser extinguido. No se puede sofocar con agua porque reblandecería el terreno y lo desestabilizaría aún
más, ni tampoco se puede meter de momento maquinaria pesada por esa misma inestabilidad.

"Es un incidente de resolución no fácil, porque hay dos personas sepultadas y peligro de deslizamiento. La prioridad es la seguridad de las personas que ahora trabajan allí y que tendrán que seguir trabajando las próximas semanas e incluso meses", ha dicho. EFE