Las intensas lluvias dejan varios accidentes por balsas de agua

El cauce de varios ríos creció de forma vertiginosa y en Güeñes el Kadagua se desbordó

10.01.2022 | 00:26
La BI-735 (Erandio), se cortó ayer domingo al tráfico a consecuencia de las balsas de agua.

La alerta amarilla en 5 ríos de Euskadi y el riesgo generalizado de balsas de agua en las carreteras por precipitaciones persistentes marcaron la jornada meteorológica de ayer domingo en Euskadi. De hecho, se prevé que el aviso amarillo por riesgo marítimo-costero para la navegación durará hasta las 15 horas de hoy lunes.

Según informó la Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, a lo largo de la madrugada y mañana de ayer domingo, se acumularon un total de 46 litros por metro cuadrado en la estación de Gardea (Llodio), 45,8 en la de Sodupe-Kadagua, 43,4 en la de Galdakao, 39,1 en la de Urkiola y 36 en la de Otxandio.
 



Debido a esta situación provocada por las intensas precipitaciones, los ríos Kadagua e Ibaizabal (Bizkaia), Zadorra y Baia (Gasteiz), y Deba (Gipuzkoa) se situaron en nivel amarillo. En este sentido, el Kadagua presentó una situación inquietante a su paso por Sodupe-Herrerías, y llegó a desbordarse ligeramente en Güeñes. Inquietantes también fueron la situación del Ibaizabal a su paso por Galdakao, la del Baia a su paso por Sarría, la del Deba en la estación de San Prudencio, y la del Zadorra en Otxandio y Ozaeta.

En lo que respecta a las carreteras, a lo largo del día de ayer domingo el tráfico se ralentizó por momentos en tramos como la la BI-2543 en Dima (sentido Otxandio), la BI-3732 en Galdakao o la BI-735 en Erandio (sentido Asua). Esta última carretera también tuvo que cortarse al tráfico por las balsas durante el intenso periodo de lluvias entre finales de noviembre y los primeros 20 días de diciembre.

Así las cosas, las aguas también llegaron a impactar en las vías de tren. Ejemplo de ello es lo que sucedió por la tarde en Cercanías Bilbao (Renfe) con una inundación en el túnel entre las estaciones de Bilbao Concordia y Basurto. Debido a este problema, tuvo que suspenderse la circulación de los trenes de la línea C4 en este tramo.

Todo eso sucedió ayer domingo, y hoy las lluvias tampoco darán tregua. Desde las 0.00 de ayer hasta las 12.00 de hoy lunes se espera que se acumulen más de 60 litros por metro cuadrado en 24 horas en puntos de la vertiente cantábrica, especialmente en el este de Gipuzkoa. De la misma manera, la altura de la ola significante rondó los 4-5 metros durante la madrugada.

Este nuevo episodio de lluvias abundantes ha llegado de manera sorprendente después del vivido durante el pasado mes de diciembre. Aquel episodio provocó el desbordamiento de numerosos ríos en Euskadi, y también afectó a la red viaria.

noticias de deia