La familia de Marta del Castillo ofreció a Carcaño el piso en el que se cometió el crimen a cambio de la ubicación del cadáver

Los padres de la víctima, que confiesan estar dispuestos a hacer "lo imposible por encontrar a Marta", compraron la casa donde se perpetró el crimen se la ofrecieron al asesino si este revelaba la localización del cuerpo de la joven

20.12.2021 | 16:36
Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta del Castillo (2014).

La familia de Marta del Castillo, la joven sevillana asesinada por Miguel Carcaño, condenado a 21 años y tres meses de cárcel, compró hace varios meses la vivienda de la calle León XIII de Sevilla donde se cometió el crimen y se la ofreció al asesino a cambio de revelar la ubicación del cadáver de la joven.

La familia incide en su empeño por hacer "lo imposible por encontrar a Marta", cuyo cadáver no ha sido localizado en los casi 13 años de investigación desde que aconteció el crimen en enero de 2009. Así, la familia presentó a Carcaño la oferta, que habría tenido el pasado 31 de agosto como fecha límite para aceptarla, sin obtener finalmente respuesta por parte del condenado.

El piso está ubicado en la planta baja de un bloque que era de titularidad del inculpado y que después pasó a manos de una sociedad inmobiliaria debido al impago de la hipoteca.

El proceso judicial sigue abierto

Mientras, el Juzgado de Instrucción número cuatro de Sevilla ordenó el pasado mes de abril nuevas actuaciones en torno al teléfono móvil de Carcaño, de Francisco Javier García, conocido como "El Cuco", y de otras personas incluidas en la investigación.

Asimismo, el juicio promovido contra "El Cuco" por encubrir el asesinato de Marta del Castillo, están fijados para los próximos días 26, 27 y 31 de mayo y 2, 7 y 9 de junio del 2022 por el Juzgado de lo Penal número siete de Sevilla. La madre de este también está acusada por un presunto delito de falso testimonio derivado de sus respectivas comparecencias en el juicio celebrado en el 2011. La Fiscalía reclama ocho meses de cárcel y multas de 1.500 euros para cada uno, mientras que la familia de la víctima pide dos años de prisión y multas de 1.800 euros.

noticias de deia