La OMS nombra Omicron a la nueva variante procedente del sur de África

La Organización Mundial de la Salud advierte de un posible "mayor riesgo de reinfección"

26.11.2021 | 19:32
Pasajeros en el aeropuerto de Dusseldorf, que ha bloqueado los vuelos desde el sur de África.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha nombrado 'Omicron' a la nueva variante B.1.1.529, identificada por primera vez en Sudáfrica, y ha advertido de que podría conllevar un "mayor riesgo de reinfección", según las primeras evidencias científicas preliminares.

En la reunión celebrada este viernes, el Grupo Asesor Técnico sobre la Evolución del Virus del SARS-CoV-2 de la OMS ha calificado esta variante como "de preocupación", ya que "presenta un gran número de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes".

La OMS define una variante "de preocupación" cuando se ha demostrado que está asociada a uno o más de los siguientes cambios: aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología de COVID-19; aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad; o disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de las pruebas diagnósticas, las vacunas y los tratamientos disponibles.

"En las últimas semanas, las infecciones han aumentado considerablemente, coincidiendo con la detección de la variante B.1.1.529. El número de casos de esta variante parece estar aumentando en casi todas las provincias de Sudáfrica", explica la OMS.

Según los primeros hallazgos en el laboratorio, esta variante no cuenta con uno de los tres genes diana (lo que se denomina abandono del gen S o fallo de la diana del gen S) y, por tanto, la OMS considera que la PCR "puede utilizarse como marcador de esta variante, a la espera de la confirmación de la secuenciación".

Sin embargo, los expertos muestran su preocupación argumentando que podría tener mayor transmisibilidad que las variantes anteriores como la Delta: "Utilizando PCR, esta variante se ha detectado a un ritmo más rápido que las anteriores oleadas de infección, lo que sugiere que esta variante puede tener una ventaja de crecimiento".

Preocupación también en Europa

Por su parte, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) ha calificado la nueva cepa como "variante de interés".

Además, este organismo europeo ha advertido de que "en base a las pruebas disponibles, es probable que esta variante esté asociada a una transmisibilidad muy alta y a un escape inmunológico significativo".

"Existe la preocupación de que el elevado número de cambios en la proteína de la espiga pueda conducir a un cambio significativo en las propiedades antigénicas del virus", resalta el ECDC en su informe, en el que, no obstante, puntualizan que "hasta ahora, no hay pruebas de cambios en la gravedad de la infección".

El ECDC ha puntualizado, pese a calificar esta variante como "de interés", qie esperará a la reunión que está celebrando el grupo de asesoramiento técnico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la evolución del virus para fijar definitivamente el nivel de preocupación en esta nueva mutación del virus.

Según el informe del ECDC, la variante se ha detectado hasta ahora en Botsuana (6 casos), Sudáfrica (59) y Hong Kong (2). El primer caso notificado en Hong Kong tiene antecedentes de viaje a Sudáfrica. Además, Hong Kong ha notificado un segundo caso relacionado con el primero.

Israel también ha notificado un caso identificado en una persona que viajaba desde Malaui. Todos los casos secuenciados notificados por Sudáfrica proceden de la región de Gauteng, donde se encuentra Johannesburgo, que actualmente está experimentando un rápido aumento de los casos de COVID-19.

noticias de deia