Zupiria: "El Estado necesita una ley de pandemia que respete las competencias"

El portavoz del Gobierno cree que el nuevo decreto es una advertencia para que la ciudadanía actúe con precaución y responsabilidad

15.07.2021 | 09:56
Un grupo de jóvenes reunidos tras el final del toque de queda

El portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, ha afirmado que el nuevo decreto que incluye modificaciones respecto a las restricciones del anterior dictado por el lehendakari, Iñigo Urkullu, el pasado 7 de julio, "viene a insistir en las medidas que ya estaban en vigor", a la vez que "nos está advirtiendo de que lo que vayamos hacer, lo hagamos de forma segura y limitada".

En una entrevista a Radio Euskadi, Zupiria se ha referido al nuevo decreto del lehendakari, Iñigo Urkullu, que entrará en vigor este viernes y que determina la imposibilidad de permanencia en grupos de personas no convivientes o en aglomeraciones de personas, durante la franja horaria que va de las 00.00 horas a las 06.00 horas en espacios públicos de la Comunidad Autónoma Vasca.

Según ha remarcado, "tanto el decreto del lehendakari como las consideraciones que ayer hizo al lehendakari la Comisión técnica del LABI están poniendo en el foco en los momentos en que se están produciendo los contagios". "Uno de ellos -ha apuntado- es el de las aglomeraciones de personas en cualquier horario del día".

Zupiria ha advertido que "se están produciendo no fiestas, reuniones familiares multitudinarias y bodas en las que esta habiendo casos de contagios porque en esos momentos prescindimos de las mascarillas y de las distancias entre personas, y lo que la Comisión técnica nos estaba advirtiendo es que habría que tomar alguna medida en ese sentido".

Además, ha añadido, "en paralelo, la Comisión técnica manifiesta que se están produciendo contagios entre la población no vacunada, esa población entre los 16 y los 40 años entre los que todavía falta prácticamente una cuarta parte de la población para acceder a la primera vacunación y que también en esos grupos de edades y encuentros sociales se prescinde de la mascarilla, de las distancias y se producen contagios masivos".

Por lo tanto, ha subrayado que el decreto "viene a insistir en las medidas que ya estaban en vigor y lo que nos recuerda es que deberíamos evitar aquellas aglomeraciones entre personas sin distancias, sin medidas de seguridad, que deberíamos evitar las reuniones nocturnas que se están produciendo en lugares y espacios públicos, y nos recuerda que no deberíamos de prescindir de la mascarilla casi en ningún caso".

"Lo que nos están advirtiendo es que lo que vayamos hacer lo hagamos de forma segura y limitada. Se nos está advirtiendo de que no tengamos reuniones y aglomeraciones masivas, se nos está pidiendo que mantengamos la distancia entre personas, que no prescindamos de la mascarilla y que tengamos también cuidado en las reuniones intergeneracionales", ha insistido.

En cada caso, ha apuntado, cada institución "tendrá que ver qué medios y recursos tiene para abordar esas situaciones", pero, según, ha remarcado, el decreto "no solo establece mandatos, también establece recomendaciones y apelaciones que todos deberíamos tener en cuenta".

En cuanto al papel de los ayuntamientos, Zupiria ha indicado que "no son los únicos responsables de esta situación o de adoptar las medidas ante esta situación", sino que "también está el Gobierno vasco, el departamento de Salud y el de Seguridad, y es una cuestión que atañe a todos".

Según ha señalado, los ayuntamientos podrían adoptar decisiones para "intentar evitar el acceso a determinados accesos públicos en determinados horarios". En ese sentido, ha dicho que hay consistorios que lo están haciendo, aunque, según ha destacado, "también haya actos de vandalismo contra ellos, como está sucediendo en algún pueblo de la costa vizcaína". "Eso es el reto que tenemos en todas las instituciones y por el que debemos contar con el apoyo de la ciudadanía", ha subrayado.

En relación a la decisión de no instaurar el toque de queda, el portavoz del Ejecutivo vasco ha explicado que se trata de un asunto que "está en cuestión en muchas comunidades autónomas" y ha recordado que, en su momento, el Gobierno vasco, el lehendakari y el LABI "hicieron las consultas pertinentes" en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), que "entendió que las medidas que se pretendían adoptar, algunas limitaciones que se consideraban necesarias, no contaban con la garantía jurídica necesaria".

El TSJPV, ha indicado, "hacía referencia a que no estaba en vigor el estado de alarma, a que hacían falta normas legales de rango superior que dieran seguridad jurídica a este tipo de medidas y consideraba que la Comunidad Autónoma no disponía de las competencias necesarias para adoptar esas medidas, y por eso no se han adoptado".

En referencia al toque de queda adoptado en Cantabria que puede evitar el desplazamiento de las personas más jóvenes a Bizkaia, Zupiria ha señalado que, "si se analizan las medidas que se están proponiendo en la mayor parte de las comunidades autónomas, se verá que hay una coincidencia en términos de horarios y limitaciones, y en términos de considerar que quizás sería necesarios limitar la movilidad y los agrupamientos en horario nocturno".

"Me da la impresión de que, como está sucediendo desde que decayó el estado de alarma el 9 de mayo, cada uno hace lo que puede", ha manifestado, para reconocer que "no son buenos tiempos para la seguridad jurídica y para las administraciones que tienen que adoptar decisiones y no cuentan con esa cobertura jurídica necesaria".

En su opinión, "puede ser compresible el que haya dudas jurídicas sobre cuál el instrumento más eficaz para adoptar medidas, si tiene que ser el estado de alarma o de excepción, pero lo que no hay duda es que es necesario adoptar medidas y de que hacen falta instrumentos legales para hacer frente a este tipo de situaciones". "Desde marzo del año pasado se echa en falta la existencia de estas coberturas legales y hoy es el día en el que el Estado español no dispone de ninguna norma que permita hacer frente a esta situación de pandemia", ha apuntado.

En ese sentido, ha indicado que el Gobierno vasco, "consciente de esa situación, llevó al Parlamento su propia ley antipademia que fue aprobada el pasado 24 de junio y que, en la medida de lo posible, ofrece una cobertura limitada para adoptar una serie de decisiones".

A su entender, "sería bueno que el Estado contara también con una ley que fuera redactada y aprobada por consenso, respetando la realidad autonómica, y en el caso de Euskadi las competencias exclusivas que tiene, para hacer frente a este tipo de situaciones".

La Ley vasca antipandemia, ha destacado, "por lo menos es un fundamento jurídico que admite cuáles son las competencias en las que cabe actuar de los poderes de la Comunidad Autónoma Vasca y cuenta con el respaldo de una ley para adoptar medidas y sanciones".

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

Sobre la sentencia del Tribunal Constitucional que declara inconstitucional el confinamiento, es decir la limitación del circulación de personas y vehículos en espacios y vías públicas que fijaba el real decreto por el que el Gobierno declaró el primer estado de alarma, que entró en vigor el 14 de marzo de 2020, Zupiria ha precisado que algunas consecuencias son "prácticas", como, por ejemplo, que se pone en duda si las sanciones que se impusieron bajo el estado de alarma con respecto a la libertad de movimiento son válidas o no".

Por otro lado, ha señalado que "deja con claridad establecido cuál debería ser el instrumento que se debería utilizar en situaciones parecidas" y ha insistido en que, "aunque no lo diga la sentencia, deja bien a las claras la necesidad de contar con alguna ley de rango superior, acordada y aprobada respetando la situación autonómica del Estado español para hacer frente a una situación parecida a ésta".

noticias de deia