80 solicitudes de carpas-covid en colegios de 28 municipios de Bizkaia

El Departamento de Educación asume el 90% de los gastos, superiores al millón de euros

29.03.2021 | 00:15
Un grupo de escolares, en el recreo, bajo la carpa en el Colegio Gurutzeta, en Barakaldo.

Es solo uno de los distintos factores que está contribuyendo a mantener a raya al patógeno en las aulas y, de paso, a consolidar el formato presencial en el sistema educativo vasco. Es, además, la medida adoptada por el Gobierno vasco mejor valorada por todas las partes; sin excepciones. Y es que la instalación de carpas en los patios –o en espacios libres del centro– para permitir que los escolares puedan compartir momentos de ocio, de socialización y de aprendizajemanteniendo las medidas básicas anticovid– se ha convertido en un auténtico oasis.

A refugio de la inoportuna lluvia, miles de chavales han podido compatibilizar el juego con sus compañeros de clase al aire libre. Pero también durante los días soleados están sacándole chispas a estas estructuras para llevar las clases al patio. En total, algo más de medio centenar (53) de localidades de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) han tramitado la correspondiente solicitud al Departamento de Educación. En concreto, 28 municipios de Bizkaia se han sumado a esta iniciativa y han firmado hasta 80 solicitudes de carpa, según datos facilitados a DEIA.

La Comisión de Valoración tendrá todavía que resolver sobre las peticiones, aunque la gran mayoría de esas jaimas ya están instaladas desde hace varios meses. Es el caso de Barakaldo que, a mediados de enero, anunciaba la instalación de 13 carpas en los patios de una docena de centros escolares de Infantil y Primaria de la localidad. La medida, tal y como informaban fuentes del Consistorio fabril, ha supuesto una inversión de 118.000 euros que serán subvencionados en su mayoría (90%) por el Gobierno vasco a través del programa Udalaguntza 2020, nacido con el objetivo de ofrecer a los colegios más espacios al aire libre para que el alumnado pueda hacer frente a la pandemia.

"Se ha trabajado muy rápido, tanto desde el área como desde propios centros, que nos trasladaron sus necesidades gracias a la comunicación permanente que mantenemos con las direcciones", enfatizaba Nerea Cantero, concejala de Cultura, Educación, Euskera y Juventud en Barakaldo. Esto permitió que las carpas pudieran ser colocadas en su gran mayoría durante el periodo vacacional de Navidad, siendo uno de los municipios que más rápido ejecutaron esta medida.

Barakaldo es solo una de esa treintena de localidades vizcainas que han solicitado la correspondiente ayuda al Departamento de Educación. Es el caso de Lekeitio, donde también se ha levantado una de esas carpas. Nekane Plaza, directora del Colegio Público de Educación Infantil y Primaria de la localidad explicaba que "es una maravilla". Cada día, en turnos alternos para no coincidir, unos 200 niños y niñas de este centro disfrutan del juego al aire libre. "Es una gran ventaja", insistía en declaraciones a DEIA.

"Estar en la calle"

"Lo que queríamos es que, a pesar de esta pandemia, pudieran salir y estar en la calle, al aire libre y que hicieran diferentes actividades", apuntaba Plaza. En su caso, la carpa ha sido izada este mes de marzo y hasta entonces, la solución –puesta en marcha en otras muchas localidades– estaba siendo de kilómetro cero: el parque de la playa, Abaroa, salidas al monte Lumentza, el bidegorri a Oleta, el faro,€ "Es que tenemos un montón de sitios para elegir y poder salir", presume. La estructura del CEIP de Lekeitio tiene carácter provisional. En realidad todas serán desmontadas en junio, cuando acabe el curso. Sin embargo la suya será trasladada al patio de Infantil y en el hueco que deje, entre dos edificios, está previsto levantar una estructura permanente, más robusta y con un diseño que permita pasar la luz, describía la directora del colegio. "Llevábamos años pidiendo una carpa para pasar de un edificio a otro. Esta de ahora nos ayuda un montón y cuando pongan la nueva será todavía mejor", apostillaba Nekane Plaza.

También Sestao ha levantado carpas en dos colegios –Albiz y Markonzaga– para disponer de más espacio cubierto y al aire libre con objeto de poder minimizar el riesgo de contagio. La instalada en el primero de esos colegios tiene 40 metros de largo y 20 de ancho, mientras que la estructura dispuesta en el segundo centro es algo más pequeña: 30 de largo por 14 de ancho. Tal y como apuntaban fuentes municipales, estos elementos alquilados por el Ayuntamiento permanecerán colocados hasta el final del curso y han supuesto una inversión de 48.000 euros.

El aspecto económico ha sido crucial para que las administraciones locales, y no solo las más pequeñas, hayan tenido que rascar sus arcas para destinar unos dineros a la instalación de carpas. Y es que la iniciativa Udalaguntza del Departamento de Educación asume el 90% del coste total. Así lo confirmaba la alcaldesa de Santurtzi, Aintzane Urkijo: "Haber contado con esta convocatoria por parte del Gobierno vasco ha sido muy importante de cara a la subvención que ofrece, dando la oportunidad a que todos los centros públicos cuenten con una zona de esparcimiento acorde a las actuales necesidades".

Actividades normalizadas

En esta localidad se han instalado tres carpas y cinco jaimas para ofrecer más espacios al aire libre cubiertos. Algo más de 30.000 euros, en total. Y casi el doble, unos 60.000 euros, se han invertido en Basauri para levantar carpas en los patios de Bizkotxalde, Etxegarai y Basozelai-Gaztelu. El alquiler y montaje de diez carpas en siete centros de Infantil y Primaria de Getxo ha sido algo más caro: 100.218,25 euros según detallaban fuentes municipales. Carmen Díaz, concejala de Cohesión Social, destacaba que estas instalaciones garantizarán que los más pequeños puedan desarrollar sus actividades lúdicas y de recreo de la manera más normalizada.

El propio consejero de Educación, Jokin Bildarratz, recalcaba a mediados de febrero que los colegios son "zonas seguras" y destacaba que el buen funcionamiento del curso "se lo debemos a la comunidad educativa, docentes, directores, padres y madres y, cómo no, alumnos. Si hemos convertido los colegios en lugares seguros ha sido por el esfuerzo de todos, siendo rigurosos con las medidas", valoraba. La instalación de carpas ha sido un elemento más en esa lucha diaria contra la propagación del covid-19 en la que también batallan los 2,5 millones de euros para la limpieza de los centros, los más de 1.000 profesores contratados o los más de 20.000 contratos de sustitución firmados hasta esa fecha.

Bizkaia

1 millón

El Departamento de Educación financiará el 90% de los gastos derivados del alquiler y montaje de estas carpas. En total, 900.460,19 euros del total consignado al programa Udalaguntza: 1.000.511,33 euros. La diferencia será asumida por los ayuntamientos. Para el conjunto de la CAV (solicitud de ayuda para 117 carpas en 53 municipios), el total de esa partida asciende al 1.783.656,67 euros de los que 1.605.291 euros serán financiados por Lakua.

Los datos

28

Un total de 28 localidades han cursado la solicitud para obtener la subvención correspondiente por la instalación de carpas. Hasta 80 estructuras han sido levantadas en este tiempo: Abadiño (2) Arrigorriaga (1), Balmaseda (2), Barakaldo (13), Basauri (3), Berango (1), Busturia (1) Elorrio (1), Etxebarri (1), Galdakao (3), Gautegiz-Arteaga (3), Getxo (10), Igorre (1), Iurreta (1), Laukiz (1), Lekeitio (1), Lezama (2), Mungia (1), Muxika (2), Portugalete (11), Santurtzi (8), Sestao (2), Sopela (3), Urduña (1), Karrantza Harana (1).

noticias de deia