La familia de Maribel Tellaetxe celebra la ley de la eutanasia como colofón de su lucha

La aprobación este jueves en el Congreso de la ley que regula la eutanasia supone "el colofón" de la lucha que ha mantenido durante más de dos años para conseguir que "cualquier individuo pueda decidir cómo vivir y cómo morir"

17.03.2021 | 12:08
Txema (d) y David Lorente (i), viudo e hijo respectivamente de Maribel Tellaetxe.

La familia de Maribel Tellaetxe, que padecía un alzheimer avanzado y falleció en marzo de 2019, afirma en una entrevista con Efe que la aprobación este jueves en el Congreso de la ley que regula la eutanasia supone "el colofón" de la lucha que ha mantenido durante más de dos años para conseguir que "cualquier individuo pueda decidir cómo vivir y cómo morir".

Maribel Tellaetxe obligó a su marido y a sus hijos a prometer que respetarían y garantizarían su voluntad de morir en el caso de que la enfermedad le hiciera perder la cabeza.

Maribel, junto a su marido, Txema, y su hijo Danel. Oskar González

Falleció el 6 de marzo de 2019, por lo que esta promesa no se pudo cumplir ya que, en aquellos momentos, el Estado no tenía una norma que regulase la eutanasia. Este jueves, sin embargo, el Congreso de los Diputados aprobará una ley que permitirá a personas con enfermedades graves e incurables o padecimientos graves, crónicos e imposibilitantes pedir ayuda médica para morir, una prestación que ofrecerá el Sistema Nacional de Salud (SNS).

"Maribel estaría exultante. Ella ha sido una luchadora nata en todos los ámbitos de su vida. Llegar a cumplir eso ha sido, en parte, gracias a la promesa que nos hizo hacer. No quiero ni imaginármelo, sería una locura, una satisfacción inenarrable", ha destacado Txema Lorente, su viudo. Por eso, padre e hijo estarán este jueves en el Congreso de los Diputados. "Será una celebración total, a lo grande".

La familia de Tellaetxe ha lamentado que "todas estas conquistas que se hacen desde la ciudadanía siempre llegan tarde. Sin embargo, hay que dejar el pasado atrás y pensar que a partir de ahora todo individuo va a poder elegir cómo quiere vivir y cómo quiere morir, y eso es una gran conquista social".

"Han sido dos años muy duros, sobre todo los seis primeros meses, pero al mismo tiempo muy gratificantes porque a medida que ibas luchando veías que el trabajo que hacías daba sus frutos", ha manifestado David Lorente, hijo de Maribel.

La familia entregó más de 266.000 firmas en el Congreso. Foto: EFE

Este jueves, 18 de marzo de 2021, España se convertirá en el cuarto país de Europa y en el sexto del mundo en aprobar una ley que regule la eutanasia y así se pondrá fin "a la lucha de muchas personas, desde Ramón Sampedro y Ramona hace ya unos 22 años, hasta todas las familias que han denunciado esta situación junto a nosotros", ha recordado.

Una vez aprobada la ley, se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y tardará tres meses en estar operativa porque "es el tiempo que se prevé que necesitan las comunidades autónomas para preparar los hospitales y a la gente, tener el fármaco necesario y tener preparadas las comisiones de evaluación", ha explicado David Lorente.

Concentración en Bilbao en la que participó la familia.

Las comisiones de garantías y evaluación son las encargadas de garantizar que todos los requisitos establecidos en la ley se cumplen y se llevan a cabo. Txema Lorente ha destacado que esta comisión volverá a evaluar el caso desde el punto de vista médico, jurídico y psicológico. La ley es muy garantista, a nosotros nos parece hasta un poco excesivo, pero eso va a dar mucha tranquilidad a la gente", ha añadido.

Por su parte, David Lorente ha insistido en que esta ley sirve para "callar la boca a estos grupos tan extremistas que dicen que el Estado decide quién muere. La ley dice expresamente que es el propio paciente quien lo tiene que solicitar, sino no se aplica la eutanasia en ningún caso".

Además, para garantizar que se respeta la voluntad de las personas incluso en casos similares a los de su madre en los que "pierdes la cabeza", ha recomendado adelantarse a ese momento y "dejarlo previamente escrito en el documento de voluntades anticipadas o testamento vital".

Txema Lorente le sigue escribiendo poemas a su mujer para contarle todo lo que han conseguido con esfuerzo y dedicación. Por eso, en esta ocasión, ha querido leer el último que le ha dedicado con motivo del segundo aniversario de su fallecimiento: "Dos años en los que hemos recorrido continentes y culturas, iluminando conciencias en pro del respeto a la libertad individual. Te han besado mis palabras, te han besado mis silencios y te han besado mis sueños".

noticias de deia