Borja Anza de Bexen Medical

"Hacemos mascarillas 24 horas al día, los 365 días del año desde Hernani"

En pocos días, en Bexen Medical recuperarán el ritmo de producción de 600.000 mascarillas quirúrgicas tipo 2r gracias al trabajo sin descanso de cinco equipos

27.01.2021 | 00:49
Borja Anza, responsable de desarrollo de nuevos negocios en Bexen Medical.

Borja Anza es el responsable de Desarrollo de Nuevos Negocios en Bexen Medical, que en su planta de Hernani conseguirá en breve retomar el ritmo de producción de 600.000 mascarillas quirúrgicas tipo 2r al que había llegado antes de abandonar la planta de Etxebarria, en Bizkaia. Sobre la actividad de esta planta habla Anza con este periódico.

¿Desde cuándo se están produciendo mascarillas en Hernani?

—La primera máquina se comenzó a trasladar de la planta de Bizkaia el día 23 de noviembre. Se asumió que se requería un plazo de poco más de una semana para que volviera a ponerse en marcha tras ser transportada. Desde el día 1 de diciembre se producen mascarillas en Hernani, después de que se trasladaran, en tres tandas, las seis máquinas de las que disponemos.

¿Por qué decidió Bexen fabricar sus mascarillas en Hernani?

—Somos una empresa que estamos en Hernani, aquí está nuestra planta. Cuando se empezó con la actividad en Etxebarria porque existía un desabastecimiento en España y nos pidieron que empezáramos a suministrar mascarillas de inmediato, sabíamos que la fabricación en Bizkaia era temporal. Desde un primer momento, el proyecto nació sabiendo que íbamos a trasladar nuestra actividad a Hernani, por un componente logístico, pero también por arraigo. Lo más cómodo para una empresa es tener sus plantas productivas lo más cerca posible.

¿Se fabrica solo un tipo de mascarilla?

—Sí. Fabricamos mascarillas quirúrgicas tipo 2r. Esta mascarilla tiene un 98% de filtración bacteriana, de la contaminación que emite el portador. Y, por otra parte, al portador le protege de las salpicaduras.

¿La que utilizan es una maquinaria específica para la producción de mascarillas?

—Son máquinas completamente automatizadas, dedicadas exclusivamente a la fabricación de este tipo de mascarillas. Nosotros contamos con seis máquinas muy similares para su producción. Fueron diseñadas y asambladas por Mondragon Assembly, otra empresa de Mondragon Corporación.

¿Cuál es la producción diaria en Bexen?

—En Bizkaia estábamos produciendo en torno a las 600.000 unidades diarias y, a día de hoy, tras rematar todo el traslado, estamos volviendo a ese ratio. Todavía estamos un poco por debajo, pero calculamos que en una semana podríamos estar de nuevo en esas cifras.

¿Cuál es el ámbito de distribución de estas mascarillas?

—A día de hoy estamos vendiendo mascarillas a nivel estatal y autonómico, pero también a nivel mundial. Estamos ya exportando mascarillas. Es verdad que durante algunos meses, sobre todo en los que había mayor desabastecimiento, la política de empresa ha sido abastecer a nuestros clientes habituales. Hemos cuidado a nuestra cantera de clientes, que pasa por consejerías de salud autonómicas, también la estatal, hospitales privados... Como ya vuelve a haber mascarillas en el mercado, abrimos nuestra baraja a cualquier tipo de clientes.

¿A dónde están exportando?

—Ahora mismo, por cercanía, más a Francia y otros países europeos.

¿Están trabajando con una perspectiva temporal de cese de actividad en el horizonte?

—No, ni mucho menos. Todo lo contrario. El proyecto surgió como surgió y quizá tenía ese componente temporal o acotado en el tiempo por el desabastecimiento existente. Pero tenemos claro que la empresa apuesta muy fuerte por esta unidad de negocio. De hecho, hemos montado esta planta en Hernani, que a día de hoy solo fabrica mascarillas. La empresa es consciente de que, pasado este temporal, volverán a abrirse los mercados y a llegar grandes cantidades de mascarillas de Asia, que es el principal fabricante y proveedor mundial. Pero nosotros tenemos claro que seguiremos produciendo. Habrá que ver si se tiene que mantener el ritmo de 24 horas los siete días de la semana o se tiene que bajar, si cambiamos de tipología de mascarillas, si comenzamos a fabricar mascarillas con características específicas para un cliente específico... Sea como fuere, nuestra apuesta es firme.

Más allá de las mascarillas, ¿esta maquinaria puede fabricar otro tipo de producto?

—Estas máquinas podrían hacer otro tipo de mascarilla quirúrgica, cambiando la materia prima y los componentes. Pero no pueden fabricar ningún otro producto, al menos tal y como fueron creadas. Si se realizaran modificaciones en ellas probablemente se podrían adaptar a otra producción.

Se ha dado una evolución importante en el precio.

—El tema de la inflación de precios estuvo directamente relacionado con la intervención que hubo en el mercado. En una época de pandemia, por desconocimiento o por el volumen de las personas contagiadas, la política interna de muchos países pasó por intervenir en la exportación de cierto tipo de material médico, incluidas las mascarillas. De la noche a la mañana hubo un desabastecimiento gigante a nivel europeo e incluso mundial, porque muchos países asiáticos, sobre todo China, intervinieron en el mercado y se congeló la exportación de mascarillas de forma temporal. Esto conllevó la inflación de los precios del producto final y de la propia materia prima. Ahora que se han tomado medidas al respecto y hay mayor conocimiento en torno al coronavirus, la situación se ha ido estabilizando y no hay mercados intervenidos. De ahí que los precios estén volviendo a la situación prepandemia.

¿Cuántas personas trabajan en la actualidad en la planta de Hernani produciendo mascarillas?

—Estamos fabricando mascarillas las 24 horas del día y los 365 días del año. Esto lo llevamos a cabo teniendo empleadas aproximadamente a 60 personas, como mano de obra directa, y a unas 15 personas como mano de obra indirecta. Así se cubren todos los días del año con un calendario en el que el trabajo se realiza repartido en cinco equipos.

¿Esta unidad de producción de mascarillas es independiente a la de conservación de la vacuna del covid-19?

—Sí. Son unidades de negocio diferentes. La unidad encargada de la gestión de las vacunas y de la gestión de muestras biológicas se llama Bexen Bioservices y la de producción de mascarillas se inserta en la unidad de negocios de Bexen Medical.

Ambas comparten ubicación en Hernani

—Sí, todas están ubicadas en Hernani, aunque la actividad no sea la misma.

"En la planta de Hernani retomaremos en breve la producción de 600.000 mascarillas que teníamos antes en Etxebarria"

"En la empresa somos conscientes de que pasado el temporal volverán a abrirse los mercados y a llegar gran cantidad de mascarillas"

"Ahora mismo, además de vender en Euskadi y el Estado, estamos exportando principalmente a Francia y a otros países europeos"


noticias de deia