Euskadi se prepara para las primeras nieves del otoño

La cota de nieve baja este fin de semana a los 500 metros y la temperatura máxima no pasará de los 4 grados

04.12.2020 | 10:37
Las máquinas quitanieves están preparadas en el alto de Altube ante la previsión de nieve a 500 metros

Euskadi se prepara para las primeras nieves de este otoño. Esta mañana las máquinas quitanieves estaban listas en el alto de Altube a la espera de la llegada de las primeras precipitaciones en forma de nieve que se prevén para las próximas horas. Lo cierto es que después de un otoño con un clima practicamente primaveral, con ausencia de lluvia, parece que en el primer fin de semana de diciembre se estrenará de blanco en muchos paisajes vascos, ya que la cota de nieve bajará los 500 metros. Seguirá activo el aviso por nieve durante las 24 horas del sábado y se espera que la cota se sitúe en los 500 o 600 metros, en incluso más baja en el este de Euskadi y en áreas de tormenta, sobre todo por la tarde.

EL TIEMPO EN EUSKADI

Según las previsiones de Euskalmet, concretamente para este viernes la cota de nieve rondará los 1000 metros, pero se situará durante la madrugada entre los 700-800 metros, pudiendo bajar ocasionalmente incluso hasta los 600 metros. Aunque a lo largo de la mañana apenas se espera que llueva a medida que avance el día, ya por la tarde, podrían registrarse chubascos débiles, localmente moderados, más abundantes y frecuentes en el litoral, que se podrían extender de forma ocasional hacia el interior. Se pueden producir, además, tormentas y granizo en la vertiente cantábrica, especialmente en el litoral. Incluso, con el acusado descenso de las temperaturas, no se descartan la aparición de heladas débiles, principalmente en zonas de montaña. Las temperaturas caerán en picado, con máximas de 4 grados en algunas zonas y mínimas de 2.


PREVISIÓN PARA EL SÁBADO

Para el sábado la situación empeorará. La cota de nieve podría situarse en torno a 500 y 600 metros, ocasionalmente más baja en el este y en áreas de tormenta. En la segunda mitad del día se situaría en 700-800 metros y la lluvia ser más abundante durante la segunda mitad del día y en la vertiente cantábrica donde pueden ser tormentosos y con granizo.

El Departamento vasco de Seguridad ha elevado a alerta naranja el aviso por olas para este viernes y el sábado, jornada cuando podrían alcanzar los 7 metros de altura. n la costa también hay aviso amarillo el viernes por salpicaduras en los malecones durante las pleamares, a lo que se suma otro aviso por nieve durante toda la jornada ya que la cota bajará a los 500 o 600 metros a partir de la tarde.

Durante todo el sábado seguirá en vigor la alerta naranja por riesgo para la navegación, con olas que alcanzarán incluso los 6 o 7 metros, mientras que en el litoral se mantendrá el aviso amarillo.