Sagardui no ve necesario que las farmacias vacunen contra el covid

Osakidetza tiene "la logística, el personal y la experiencia necesaria" para hacerlo

27.11.2020 | 14:08
Una mujer trabajando en una farmacia.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, no ve "necesario recurrir a las farmacias para administrar la vacuna contra la covid" porque Osakidetza tiene "la logística, el personal y la experiencia necesaria" para hacerlo como demuestra cada año con la campaña de vacunación contra la gripe.

Así lo ha explicado Sagardui en el pleno de control del Parlamento Vasco en respuesta a una pregunta del parlamentario de PP+Cs Carmelo Barrio sobre la posibilidad de que las farmacias de Euskadi puedan efectuar test rápidos para detectar casos de covid-19 y participen en vacunación contra el coronavirus cuando esto sea posible.

La consejera ha constatado que aún no se conocen los detalles concretos de la vacunación, ya que dependerá de cómo deba almacenarse la vacuna y cómo tengan que administrarse las dosis, entre otras cuestiones.

En todo caso "corresponderá" a Osakidetza, que cuenta con "la logística, el personal y la experiencia necesaria". Prueba de ello, ha argumentado, es la campaña contra la gripe que organiza cada año y que en esta ocasión ha permitido vacunar a medio millón de vascos desde principios de octubre, un 50 % más que en 2019.

"De manera que no creo que sea necesario recurrir a las farmacias para administrar vacunas de la covid", ha sostenido Sagardui.

Sobre la posibilidad de que estas hagan test rápidos, ha advertido de que hay "muchas cuestiones a resolver antes de plantear" esta posibilidad, como la formación necesaria para ello, el sistema de transmisión de la información para comunicarla rápido a los rastreadores y la disposición de espacios dentro de estas farmacias para asegurar la confidencialidad.

La consejera -que ha recordado que hay positivos que no se detectan en estas pruebas rápidas-, ha explicado que Osakidetza cuenta con 700 personas que hacen PCR y test de antígenos, que se ha llegado a las 17.000 pruebas diarias y que ahora hay menos positivos y por tanto menos contactos estrechos que rastrear.

Carmelo Barrio ha abogado por su parte por que se favorezca la participación de las farmacias en la realización de test rápidos como plantean otras comunidades autónomas, al tiempo que ha defendido la profesionalidad de los farmacéuticos y su capacidad de haber pruebas con privacidad, como llevan años demostrando con la del VIH, ha dicho.