Urkullu encabeza la concentración del Gobierno vasco contra la violencia machista

Instituciones y vascos muestran su rechazo a la violencia que se ejerce contra las mujeres

25.11.2020 | 15:04
El lehendakari Iñigo Urkullu, y los consejeros de su Gobierno entre otros, durante la concentración

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha encabezado este miércoles la concentración del Gobierno vasco con motivo del 'Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres'.

En la concentración, celebrada en la sede de Lehendakaritza, en  Gasteiz, también han estado presentes la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, y la mayor parte de los consejeros que integran el Gobierno autonómico.

De esa forma, junto a Urkullu y Landaida, han participado en el acto las consejeras de Igualdad y Justicia, Beatriz Artolazabal; de Trabajo y Empleo, Idoia Mendia; Desarrollo Económico y Sostenibilidad, Arantxa Tapia; Salud, Gotzone Sagardui; y los consejeros de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu; Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola; y Turismo y Comercio, Javier Hurtado.


RECHAZO DE LA CIUDADANÍA VASCA


Las instituciones y los ciudadanos vascos han salido un año más a la calle para mostrar su rechazo a la violencia que se ejerce contra las mujeres, de la que sale a la luz solo la "punta del iceberg" ya que cerca de la mitad de las víctimas en Euskadi no acude a la policía, al juzgado ni a ningún servicio de ayuda para denunciarla.

En el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres las principales instituciones de Euskadi han vuelvo a convocar concentraciones, esta vez condicionadas por las limitaciones preventivas por la pandemia, que no han impedido que responsables políticos, con el lehendakari, Iñigo Urkullu, a la cabeza, hayan mostrado su repulsa a las agresiones que un 12 % de las vascas han sufrido alguna vez en su vida en cualquiera de sus manifestaciones.

El maltrato que se conoce es solo la "punta del iceberg", tal y como confirma un informe hecho público por Emakunde, en el que se advierte de que muchos casos quedan ocultos ya que el 48 % de las afectadas no lo denunció en ninguna instancia el pasado año, cuando la Ertzaintza contabilizó 5.518 casos que afectaron a 4.419 mujeres.