La segunda ola de coronavirus se consolida al alza y Salud insiste en evitar las reuniones

La semana pasada se detectaron 3.198 nuevos positivos, fallecieron 34 personas y la incidencia sumó más de 15 casos

15.10.2020 | 18:45
En Azpeitia comenzó ayer por la tarde la realización de pruebas PCR dentro de un cribado selectivo dirigido a la población de 17 a 40 años.

Euskadi alcanzó ayer una tasa de incidencia acumulada (en los últimos 14 días) de 286,79 casos de covid-19 por cada 100.000 habitantes, con una tendencia creciente en el número de contagios, por lo que el Gobierno vasco pide a los ciudadanos que "limiten al máximo los encuentros y contactos sociales". Además de mantener la vigilancia sobre la evolución de la pandemia, el Departamento de Salud está incidiendo en el diagnóstico precoz y ya ha puesto en marcha nuevos cribados preventivos en Azpeitia y en dos centros educativos de Beasain e Irun.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, y el coordinador del Programa de Vigilancia y Control de Salud, Ignacio Garitano, coincidieron ayer en que es necesario mejorar los datos relativos a nuevos casos detectados, ya que las últimas cifras –ayer se notificaron 679 positivos– no están reflejando una contención en la expansión del coronavirus. Más bien al contrario, ya que la semana pasada –entre el 5 y el 11 de octubre– en Euskadi se registraron 3.198 nuevos casos y fallecieron 34 personas a consecuencia de las complicaciones derivadas del SARS-Cov2. En esos siete días la tasa de incidencia acumulada pasó de 247,94 casos a 263,21.


DURANGO, EN ROJO


En la información que facilita el Gobierno vasco se ha incluido una clasificación en colores de los municipios en función de su tasa de incidencia acumulada. Durango es el único municipio vizcaino en color rojo en ese nuevo semáforo covid-19 que ha creado el Departamento de Salud para indicar de forma gráfica la tasa de incidencia acumulada de casos los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes. El semáforo establece t res categorías de riesgo de coronavirus: verde, menos de 60 casos por cada 100.000 habitantes; amarillo, 60-299 infectados; naranja entre 300 y 499; y rojo igual o más de 500 positivos.

En la actualidad hay seis municipios vascos de más de 5.000 habitantes en el nivel rojo, la mayoría en Gipuzkoa y ninguno en Araba. En concreto, Salud ha incluido en esta lista: Durango (512), Azkoitia (934), Azpeitia (850), Beasain (587), Ordizia (661), Tolosa (581) y Zumarraga (542). Si se ampliase el mismo criterio a localidades más pequeñas el número de municipios en rojo crecería hasta los 15, pero no están incluidos porque la incidencia de la enfermedad no es significativa. Por ejemplo, la localidad alavesa de Berantevilla tiene una tasa de incidencia de 614, cuando en los últimos siete días solo ha registrado un caso.

Ignacio Garitano indicó ayer que el aumento de casos se debe a la celebración de eventos sociales y pidió "responsabilidad a la ciudadanía" para evitar esas reuniones. "La extensión del virus –remarcó ayer el coordinador– tiene mucho que ver con los comportamientos y somos dueños de nuestros comportamientos". Entre los eventos y reuniones que preocupan al Departamento de Salud por los riesgos que implican Garitano citó c omuniones, bautizos, quedadas para ver un partido de fútbol, comidas familiares, reencuentros€ "son eventos que se están celebrando y en alguno ha habido la mala suerte de que ha asistido una persona contagiada", afirmó.

Los 679 nuevos positivos en covid-19 notificados ayer y correspondientes a las pruebas del miércoles, suponen un aumento de 269 casos respecto a la jornada precedente y también un incremento de la tasa de positividad hasta el 6,2% de las 10.890 PCR realizadas. Por su parte, las nuevas hospitalizaciones en planta han subido hasta 35 y hay 51 pacientes con coronavirus ingresados en las UCI. Según los datos difundidos ayer, a lo largo del miércoles se realizaron 10.890 pruebas PCR, una cantidad superior a las 7.466 efectuadas el martes. El porcentaje de positivos respecto a las pruebas realizadas ha subido 0,7 puntos, pasando del 5,5% al 6,2%.



Esta evolución al alza en los casos, en la tasa de positivos y también en las cifras acumuladas no se van a traducir, de momento, en nuevas medidas, pero sí dan pie a los responsables de Salud para insistir en la importancia de respetar en todo momento las tres medidas básicas: uso de mascarilla, distancia social y lavado de manos.

En cuanto a los cribados previstos para avanzar en la detección temprana de casos, la consejera de Salud y el coordinador anunciaron que en Azpeitia se llevará a cabo un cribado selectivo entre la población de 17 a 40 años. Asimismo, se van a realizar sendos cribados en dos centros educativos de Gipuzkoa: el Instituto de Beasain, dirigido a alumnos de 3º y 4º de la ESO y de 1º y 2º de Bachillerato; y en Instituto Txingudi de Irun, para alumnos y profesorado de 2º, 3º y 4º de la ESO. En relación al cribado selectivo realizado en Azkoitia, Salud notificó ayer que se han obtenido ya 3.072 resultados, entre ellos 35 positivos, mientras que en Sansomendi, se han obtenido 2.088 resultados y 21 positivos y aún hay posibilidad de realizarse pruebas.

La consejera de Salud, en una entrevista en Euskadi Irratia, resaltó que, a la vista de los datos, " la situación más preocupante" en estos momentos se encuentra en Gipuzkoa en estos momentos, y anunció que hoy mantendrá una reunión con los alcaldes de las comarcas de Goierri y Alto Deba para analizar juntos la situación y "reforzar entre todos el mantenimiento de las medidas de prevención". Asimismo, y ante la posibilidad de que los altos datos de contagios en Nafarroa hayan tenido influencia en el incremento de los casos en Gipuzkoa, Sagardui señaló que "el virus no conoce fronteras y no es el momento de buscar culpables o juzgar qué es lo que hacen en otros territorios", sino de "adoptar las medidas más convenientes cada uno desde su situación y responsabilidad".