Curso académico

Educación prevé reforzar la escuela pública con 670 docentes

Los sindicatos lamentan que el Gabinete Bildarratz no haya consensuado con la ampliación de la plantilla

07.10.2020 | 18:39
El Departamento de Educación prevé reforzar la plantilla de todos los centros públicos.

El Departamento de Educación reforzará la plantilla docente de los centros públicos de Infantil, Primaria y ESO con 670 profesores, compromiso que ha trasladado a los sindicatos en la reunión de la Mesa Sectorial del Personal Funcionario Docente que se ha prolongado por más de tres horas.

Este foro se ha reunido cinco días después de la última de las movilizaciones convocadas por las centrales –el viernes en las tres capitales vascas– en demanda de una negociación de medidas para encarar un curso escolar "presencial, seguro y consensuado" en el que se cubran las necesidades para hacer frente a los protocolos covid-19.

El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, garantizó el pasado viernes que todos los centros públicos iban a ver reforzada su plantilla docente con más profesores este curso en función de sus necesidades y características.

El consejero habló de 500 nuevas contrataciones, pero en la reunión el viceconsejero de Educación, Xabier Aizpurua, ha trasladado a los sindicatos que el número de docentes que se van a contratar para responder a las demandas de los centros es de 670, y les ha especificado el reparto por centros, según la representante de Steilas, Nagore Iturrioz.

El criterio de reparto, según el Departamento, atiende por una parte a las demandas de los propias direcciones de los centros, recogidas en la reuniones territoriales que Bildarratz y su equipo mantuvieron con los directores, y busca evitar o disminuir la brecha educativa en los centros con mayores dificultades, asignar recursos a los centros con mayores ratios por aula, y aportar un mínimo de apoyo adicional a los que no reúnan ninguno de los dos criterios anteriores.

Profesorado de refuerzo

En una carta remitida a las direcciones por Educación el pasado lunes, se recoge que, aunque este profesorado está inicialmente dirigido a reforzar la enseñanza en euskera y a hacer frente las necesidades de digitalización, cada centro puede decidir cuáles son los "perfiles docentes adicionales que se quieren priorizar". Además, cada escuela debe especificar qué tipo de jornada laboral (completa o fraccionada) necesita en cada caso.

Iturrioz ha señalado que más allá de la información de "números grandilocuentes", del encuentro no ha salido ninguna decisión, salvo el compromiso de Educación de convocar a petición de las centrales, previsiblemente a partir de la próxima semana, las cuatro mesas sectoriales específicas de personal docente de la red pública vasca.

Ha lamentado que el Departamento haya decidido el número de profesores de refuerzo con criterios que no han sido negociados con los sindicatos, que han aprovechado la reunión para manifestar sus demandas y sus puntos de desacuerdo con la forma de actuar de esta consejería al principio de este curso marcado por la covid-19.

Se han hecho 3.700 sustituciones de profesores desde el inicio de curso

Por su parte, ELA ha lamentado que el Departamento se haya limitado a trasladar a los sindicatos "decisiones unilateralmente ya adoptadas" y ha considerado que las medidas y recursos propuestos están "más cerca del parcheo y la propaganda que de responder de forme eficaz" a la situación actual.

El sindicato abertzale ha instado al Departamento de Educación a negociar la planificación integral, los criterios comunes y los recursos adicionales necesarios de cara a garantizar un curso con garantías sanitarias y educativas y mientras tanto, ha avisado, se activarán las movilizaciones necesarias.

CCOO ha valorado que se haya producido un intercambio de documentos y un debate "buscando puntos de encuentro" pero ha señalado que ya no hay excusa para seguir postergando la negociación de los convenios y acuerdos y ha pedido abrir todas las mesas de los colectivos de la enseñanza pública.

A las 670 contrataciones hay que sumar las apuntadas por Bildarratz la pasada semana, por sustituciones de 300 profesores que por distintos motivos (espera de PCR, progenitores de niños confinados u otras) no acuden a los centros, pero no están de baja y trabajan desde casa. Estas plazas están siendo sustituidas aunque no tengan baja médica.

Además, informó de que la liberación de un tercio de sus horas de 800 profesores mayores de 60 años, 202 más que el curso pasado, también están siendo cubiertas con contrataciones. En total, según dijo , desde que comenzó el curso se han llevado a cabo 3.700 sustituciones de profesores en los centros públicos, un 38,8 % más que el curso pasado, mientras que en los comedores las nuevas contrataciones se elevan a 600.