La huelga sigue en pie pese a las "buenas palabras" de Bildarratz

Steilas e Ikastolen Elkartea agradecen la disposición del consejero Continúan los contactos con todos los agentes

11.09.2020 | 01:19
Alumnas acompañadas de sus padres se disponen a tomar el autobús para trasladarse a su colegio, ayer en Bilbao.

El nuevo consejero de Educación del Gobierno vasco, Jokin Bildarratz, mantuvo ayer una intensa agenda por la ronda de contactos que está llevando a cabo con todos los agentes educativos. Entre otros, ayer se reunió con los sindicatos, de forma individual con cada uno de ellos. Este encuentro llegaba a cinco días de la jornada de huelga convocada por ELA, LAB, Steilas, CC.OO. y UGT para el próximo martes 15, en la que exigen al equipo liderado por Bildarratz "medidas que garanticen un retorno seguro, presencial y consensuado" a las aulas, tanto para trabajadores como alumnado, ya que, según denuncian, desde el final del curso pasado, "no ha habido absolutamente ninguna interlocución, comunicación ni reunión con los sindicatos".

Steilas salió del encuentro con un mensaje en clave optimista, sobre todo en lo relativo a la actitud del nuevo consejero, pero mantiene su apuesta por la jornada reivindicativa de la semana que viene. El sindicato agradeció a Bildarratz que "se ponga las pilas" para atender las demandas sindicales respecto al reinicio de la actividad docente presencial en el actual contexto de crisis sanitaria por el coronavirus, pero mantiene la convocatoria de huelga, puesto que ya no hay tiempo para que los recursos necesarios lleguen a las aulas con la "rapidez" suficiente. La portavoz de Steilas, Ana Pérez, agradeció al responsable de Educación que les convocara a un encuentro después de que los sindicatos llevaran "tanto tiempo" pidiéndolo a su predecesora en el cargo, Cristina Uriarte, con la que la interlocución estaba "prácticamente paralizada".

"Ya no es momento de promesas ni de buenas palabras", advertía ayer Pérez, puesto que lo que se ha de hacer es poner "sobre la mesa" los recursos necesarios para que el reinicio de la enseñanza presencial sea "seguro" y para que los alumnos reciban una educación de calidad. "Las cosas no se han hecho como debían", lamentó, tras lo que denunció que "nada se sabe" aún de los mil profesores de refuerzo que se habían anunciado. Pérez reiteró que ante una situación "extraordinaria" son necesarios recursos "extraordinarios".

Mientras tanto, el sindicato LAB salió de su cara a cara con Bildarratz mostrando su "decepción" y le reprochó que no hubiese puesto sobre la mesa "contenidos" concretos para mejorar las condiciones en las que se produce el reinicio de la actividad docente presencial en el actual contexto de crisis sanitaria, por lo que aseguró que la convocatoria de huelga para el día 15 sigue "vigente".

También la representante de ELA Miren Zubizarreta reprochó al consejero su "falta de concreción" sobre los recursos económicos que harían falta para garantizar la seguridad ni los criterios que se van a seguir, por ejemplo, para la contratación de hasta mil profesores de refuerzo.

Quien también participó en esa primera ronda de contacto con el consejero de Educación fue la federación de ikastolas, Ikastolen Elkartea. En un comunicado destacó la "disposición y la voluntad de trabajo en común" mostrada por el nuevo consejero, a quien la federación de ikastolas trasladó también su voluntad de "dar pasos, junto con otras instituciones y agentes educativos, para revitalizar el euskera y renovar el sistema educativo".

Según indicó Ikastolen Elkartea, en la reunión trataron sobre el recién iniciado curso, especialmente el análisis de la situación en la educación provocada por la pandemia del covid-19. Desde Ikastolen Elkartea presentaron el resultado del estudio y diagnóstico que han realizado ikastola por ikastola, y el consejero de Educación se comprometió a responder a su diagnóstico en un plazo determinado. "Lo vemos como un punto de partida y quedamos a la espera de la respuesta", añadió la federación de ikastolas.

Por otra parte, el consejero les presentó los proyectos del nuevo Departamento de Educación y les dijo cuáles van a ser las prioridades de esta legislatura: el fortalecimiento del euskera, de lo que la federación de ikastolas "se alegra", además de la Ley de Educación, la renovación del sistema educativo y la financiación.

En respuesta a "la voluntad y disposición de colaboración mostradas por el nuevo consejero de Educación", en nombre de las ikastolas, Ikastolen Elkartea le manifestó su "disposición a trabajar conjuntamente", ya que su voluntad es dar pasos junto con otras instituciones y agentes educativos para "revitalizar el euskera y renovar el sistema educativo en vías de construcción de un sistema educativo propio para Euskal Herria".

El consejero de Educación seguirá hoy y la semana que viene con la ronda de contactos con más agentes educativos, entre ellos las patronales de la concertada y familias de este sector educativo.