Euskadi vacía sus UCI y solo tiene siete pacientes graves

El foco de coronavirus registrado en Orio contabiliza ya 17 positivos

27.06.2020 | 00:36
Una persona es atendida por un sanitario en la UCI de Cruces. Foto: José Mari Martínez

bilbao – Las unidades de cuidados intensivos de los hospitales vascos se vacían progresivamente de pacientes con coronavirus. Ayer ya eran solo siete enfermos los que permanecían ingresados en estado grave, tres menos que en la jornada precedente. Una cifra que habla por sí sola de la mejoría en la evolución de la pandemia porque hace justo un mes, eran 27. Atrás en el tiempo quedaron aquellas fechas fatídicas cuando había centenares de camas UCI ocupadas. El día más agobiante fue el 2 de abril, con 232 enfermos muy graves. Sin embargo, ya entre la segunda y la tercera semana de mayo se produjo un punto de inflexión y se encadenaron hasta diez días consecutivos sin ningún ingreso en dichas unidades.

Otro dato para la esperanza es que en las últimas 24 horas tampoco se han registrado muertos con covid-19 en Euskadi, aunque la triste realidad de la enfermedad es que se ha cobrado 1.609 víctimas mortales.

Aunque el virus amaina por momentos, el foco que más preocupa actualmente es el localizado en Orio , que contabiliza 17 casos positivos tras confirmarse la vinculación con el mismo de cuatro contagios que el jueves estaban dudosos. Según informó el Departamento vasco de Salud en su boletín diario, en las últimas horas ha habido en Euskadi nueve casos nuevos detectados mediante pruebas PCR, frente a los 16 que reflejaba el parte anterior. Ninguno de estos nuevos positivos tiene relación con el brote de Orio, ni tampoco con los que se han dado en las últimas semanas en los hospitales de Basurto y Txagorritxu donde los contagiados se mantienen en 45 y 15, respectivamente, y en la residencia de la congregación de las Siervas de Jesús de Bilbao, donde son ocho los positivos.

El jueves, la consejera de Salud, Nekane Murga, explicó que habían registrado tres positivos en Gipuzkoa claramente vinculados con el brote de Orio, que surgió en un contexto de relaciones familiares y sociales, y que había cuatro más cuya relación estaba en duda, entre ellos una persona de una comunidad autónoma limítrofe que se había trasladado por motivos laborales.

Ese mismo día se realizaron además en Euskadi 3.547 pruebas de coronavirus –3.145 PCR y 402 test rápidos–, según los datos aportados por Salud. Estos chequeos confirman que los contagios no cesan. Los nuevos positivos mediante PCR ascienden a nueve, siete menos que en la jornada anterior, de los que cuatro corresponden a Bizkaia, tres a Araba y dos a Gipuzkoa. Además, se han detectado 25 nuevos positivos en test rápidos, lo que supone 18 menos que un día antes. Esta prueba mide la inmunidad adquirida o los anticuerpos generados por una persona y pueden indicar una infección pasada.

En la jornada del jueves se registraron 27 personas más libres de covid-19, es decir, con PCR negativo tras haber contraído días atrás la enfermedad. Asimismo, otras seis personas recibieron el alta hospitalaria. Desde el inicio de la pandemia 13.697 vascos han negativizado el virus y 4.303 han recibido el alta tras haber precisado ser ingresados en un centro hospitalario.

Trombos. Los trombos afectan hasta a un 30 % de los pacientes ingresados con covid-19, ya que es una de las principales secuelas de la enfermedad, según un informe de la Universidad de Navarra.

Coagulación. El coronavirus tiene impacto sobre diversas patologías hematológicas, pero "la principal es que conlleva una importante alteración de la coagulación, de tal manera que estos pacientes tienen mayor incidencia de trombosis, en la hospitalización y tras el alta".

noticias de deia