El Gobierno apuesta por una salida verde de la crisis y avala la Ley del Clima

El Consejo de Ministros envía al Congreso un proyecto "inclusivo y sostenible"automoción valora positivamente la norma, que no incluye prohibiciones taxativas sobre ninguna propulsión

20.05.2020 | 00:20
El parque empresarial de Madrid, cubierto por una 'boina' de contaminación. Foto: Efe

El Gobierno español dio luz verde al proyecto de ley de crisis climática con el que pretende alcanzar la neutralidad de emisiones en 2050 e impulsar el coche eléctrico y las energías renovables, en un contexto enmarcado en la reactivación de la economía tras la crisis sanitaria marcada por el covid-19.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera, manifestó ayer que esta ley refleja "el modelo que queremos" para nuestro país y para Europa y sobre todo sirve para "cumplir con las generaciones más jóvenes", que no deben "heredar hipotecas que no les tocan", sino compromisos de futuro, respetuosos con el planeta y compatibles con un modelo de desarrollo "inclusivo y sostenible".

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética, una de las prioridades del Ejecutivo desde el inicio de la legislatura, consta de 36 artículos y con su aprobación por el Consejo de Ministros, inicia su andadura parlamentaria, después de un proceso de participación pública que comenzó en febrero de 2019.

Este proyecto otorga, por fin, un marco institucional "a la acción que nos pide la ciencia y la gente, y llega en un momento en el que es más necesario que nunca", añadió la ministra para quien el texto busca "consolidar empleo e innovación".

Los objetivos de esta ley, que pretende ser inclusiva, se implementarán a través de sucesivos Planes Nacionales de Energía y Clima. El primero de ellos –de 2021 a 2030– permitirá reducir las emisiones en un 23% respecto a 1990 al finalizar la presente década, duplicando el porcentaje de renovables en el consumo final, hasta un 42%.

Compromisos internacionales El texto se ajusta a los compromisos internacionales de lucha contra el cambio climático, como el Acuerdo de París, y destaca el propósito de España de alcanzar la neutralidad climática "no más tarde de 2050" con objetivos que solo podrán se revisados al alza.

Para ello, en 2030 las emisiones en el conjunto de la economía estatal deberán reducirse al menos un 20% respecto a las de 1990, un objetivo en la línea fijada por la Comisión Europea y que supone para España retirar una de cada tres toneladas que emiten en la actualidad a la atmósfera.

El proyecto presentado ayer fue valorado positivamente por las principales asociaciones del sector del automóvil, como la Asociación Española de Proveedores de la Automoción, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios o la patronal de los concesionarios, que celebraron que no existan prohibiciones taxativas sobre ninguna propulsión.

Por el contrario, los ecologistas consideran que "no es lo suficientemente ambiciosa". Tatiana Nuño, responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace, lamentó que pese a las recomendaciones de reducir las emisiones anualmente al menos un 7,6% en la presente década, la propuesta del gobierno "la deja en un 3% anual, que quedaría muy lejos de evitar los peores impactos del cambio climático".

las diez claves

Alineados con Europa. La ley entronca con los objetivos de la UE, con su Ley de Cambio Climático y con el Pacto Verde.

Reducción de emisiones. En 2030 se reducirá la emisión de gases de efecto invernadero en un 20% respecto a 1990, con la meta de la descarbonización en 2050.

Energías limpias. En 2030 el consumo de energía deberá ser de origen renovable, un 70% en el sistema eléctrico. Rehabilitación energética de edificios.

Movilidad sostenible. En 2040 solo circularán vehículos de cero emisiones, con recarga.

Ciudades más saludables. Las de más de 50.000 habitantes tendrán zonas de bajas emisiones e impulsarán el transporte público y el uso de la bicicleta.

Transición justa. Cada cinco años, el Gobierno aprobará una Estrategia de Transición Justa con comunidades autónomas y agentes sociales.

Biocombustibles y biogás. Se impulsarán los gases renovables, como biogás, biometano, hidrógeno y otros no contaminantes.

Sin sondeos ni prospecciones. No habrá más autorizaciones para exploración, investigación y explotación de hidrocarburos, mar incluido.

Adaptación. Impulso de nuevos perfiles profesionales vinculados a sostenibilidad, con el Plan de Adaptación al Cambio Climático.

Presupuesto. Tendrá un porcentaje equivalente al del Marco Financiero Plurianual de la UE.