Contra la decisión de volver a clase

El Sindicato de Estudiantes convoca huelga en los institutos vascos

10.05.2020 | 12:24
Imagen de archivo de un grupo de estudiantes acudiendo a clase.

El Sindicato de Estudiantes ha convocado una huelga indefinida, a partir del 18 de mayo, en los institutos de la Comunidad Autónoma Vasca, contra la "irresponsable" decisión del Departamento de Educación del Gobierno vasco de volver a las clases.

En un comunicado, el sindicato ha recordado que el Gobierno vasco ha anunciado "su firme intención" de reanudar las clases el 18 de mayo, comenzado por los que han denominado como "cursos sensibles", que son 2º de bachillerato, 1º y 2º de FP superior y 2º de FP media y básica. Los estudiantes de 4º de la ESO, 1º de bachiller y 1º de FP de grado medio lo harían una semana después -el 25 de mayo-, "un auténtico desastre que pone en riesgo nuestra salud".

Desde el Sindicato de Estudiantes ha mostrado su oposición "rotunda" a esta medida, por ser "una completa irresponsabilidad", y han llamado a todos los estudiantes a "no asistir a clase, a la huelga general indefinida".

Desde el Sindicato de Estudiantes se rechaza a la vuelta a las clases y a los exámenes de la tercera evaluación, y exigen que se suspenda la selectividad". Por ello, llaman a todas las organizaciones sindicales de trabajadores, de estudiantes y de madres y padres a "oponernos conjuntamente a la vuelta a las aulas el 18 de mayo, comenzando ese día con la huelga indefinida para que los centros de estudio permanezcan cerrados, y exigir al Gobierno vasco que cumpla con nuestras reivindicaciones".

Sus demandas pasan por la "finalización inmediata del curso" y la "reorganización de los planes de estudio para recuperar los contenidos esenciales" que no se hayan podido cursar presencialmente en el próximo curso, así como que "todos los estudiantes pasen de curso", haciendo en todos los centros "sin excepción" la media del curso escolar con las dos primeras evaluaciones.

También demandan la cancelación de todos los exámenes de la tercera evaluación y de la selectividad; la supresión de las notas de corte para entrar a la universidad; plazas suficientes para todos en la carrera que se quiera estudiar; y la devolución inmediata de la matrícula universitaria íntegra del segundo semestre.