La 'sextorsión' intenta hacer su agosto

10.05.2020 | 02:25
Los extorsionadores amenazan a las víctimas con haber grabado vídeos íntimos con sus webcam.

El confinamiento, junto con la mayor utilización de las nuevas tecnologías, son el caldo de cultivo para que proliferen los intentos de ciberestafas, incluidos los chantajes sexuales que han sufrido numerosos vascos en las últimas semanas

aPROVECHANDO el confinamiento y el mayor uso de las nuevas tecnologías, los ciberdelincuentes se han puesto manos a la obra y han activado diversas oleadas de intentos de extorsión a través de Internet que están teniendo su repercusión durante las últimas semanas en Hegoalde, donde numerosos ciudadanos han recibido correos electrónicos en los que les exigían dinero a cambio de no difundir vídeos o información sexual entre sus familiares y amigos.

La conocida como sextorsión es un tipo de chantaje desarrollado en los últimos años a través de Internet que consiste en amenazar a los usuarios con la revelación de fotos, vídeos o información sobre su intimidad, obtenidas sin consentimiento previo. Los agentes especializados en luchar contra la ciberdelincuencia han detectado que, con motivo del confinamiento motivado por el estado de alarma decretado para intentar mitigar los estragos provocados por el coronavirus, se ha producido un incremento significativo de casos de esta variedad de delito informático on line.

En apenas cuatro días, los diferentes cuerpos policiales tuvieron conocimiento de que más de mil ciudadanos en el Estado habían recibido correos electrónicos en los que trataban de cometer la estafa. En la modalidad detectada, los cibercriminales indicaban que tenían conocimiento de que el usuario había visitado páginas de contenido pornográfico y, bajo la amenaza de difundir ese hecho a sus contactos, instaban a ingresar alrededor de 1.500 dólares (unos 1.370 euros) en bitcoins en un monedero virtual.

CASI 2.000 DÓLARES Aunque cada cierto tiempo se producen oleadas de intentos de sextorsión, en Hegoalde fue detectada la última al inicio del estado de alarma. Al respecto, fuentes de los cuerpos policiales recomiendan, que si se ha recibido un correo de estas características, se debe ignorar, ya que aseguran que "se trata de un intento de estafa o extorsión y en realidad su estación de trabajo no ha sido infectada, no han conseguido sus contactos, ni existe ningún vídeo" .

Asimismo, en estos momentos los cuerpos de seguridad del Estado investigan en Nafarroa nueve denuncias por intentos de estafa en la modalidad de sexting, en las que el autor previamente ha establecido contacto con la víctima a través de redes sociales, y se han recibido más de veinte solicitudes de información por parte de ciudadanos que se han visto afectados con este tipo de estafa.

CONSEJOS

Ante la recepción de un correo que pretenda una 'sextorsión':

No alarmarse ni considerar la amenaza como real.

No realizar ningún pago solicitado.

No contestar al correo o correos recibidos ni entablar ningún tipo de conversación con los supuestos extorsionadores.

Bloquear y marcar como 'correo no deseado' al remitente de los correos.

Desconfiar de cualquier correo que pueda parecer extraño y de origen desconocido.

No pinchar sobre enlaces del cuerpo del correo recibido.

No abrir archivos adjuntos remitidos desde el correo electrónico recibido.

Renovar la contraseña del correo electrónico, equipo y aplicaciones informáticas y establecer contraseñas seguras.

Mantener actualizados los equipos informáticos.

noticias de deia