Patronales de residencias alaban la labor del personal

Destacan "la entrega e implicación de sus trabajadores ante esta crisis"

24.04.2020 | 00:14
Trabajadora de una residencia ayuda a una usuaria. Foto: Pablo Viñas

Bilbao – ELBE, Lares y Cesca, patronales de centros que cuidan a más de 8.000 personas mayores en Bizkaia, destacaron ayer "la implicación, compromiso, responsabilidad, profesionalidad y solidaridad" de todos sus trabajadores que, "ante la crisis sanitaria y a pesar de las dificultades, se han entregado en el cuidado de los ancianos". En un comunicado, esas tres organizaciones subrayaron que "han colaborado estrecha y activamente con las administraciones públicas para lograr la mejor gestión de la pandemia y así garantizar las óptimas condiciones de cuidado".

Por ello, lamentaron que hayan proliferado discursos que "contribuyen a extender una imagen negativa de los centros de atención a personas mayores que, en absoluto, se corresponde con la realidad y a fomentar un sentimiento de inseguridad y temor añadido a familiares y personas residentes". "Ante la dramática situación que estamos viviendo, nuestro principal compromiso es cuidar de las personas mayores que viven en nuestros centros con todos los medios a nuestro alcance, tomando todas aquellas medidas que permitan preservar su mejor estado de salud y calidad de vida", aseguraron.

De esa manera, adoptaron todas las medidas exigidas y consideran "imprescindible ponderar la dignidad y sacrificio con que las personas residentes han afrontado esta complicadísima situación", agradeciendo "la colaboración mayoritaria de todas las familias que, en condiciones de gran angustia y complejidad, han comprendido la excepcionalidad de las medidas adoptadas". Además, valoraron "la calidad de sus centros, donde se atiende a los mayores con un alto, nivel de atención humana y profesional, con unos altos estándares de calidad asistencial".

Bajo el cuidado de setenta personas

78 afectados en birjinetxe

Cuidados intensos. Una plantilla de setenta personas atiende a 78 residentes del centro Birjinetxe para mayores afectados por el covid-19. Birjinetxe se convirtió desde el 30 de marzo en un centro sociosanitario de nivel intermedio que atiende los casos de infección por coronavirus que necesitan de cuidados más intensos. La plantilla se compone de catorce enfermeras, dos supervisoras, 44 auxiliares sanitarias, tres médicos, dos fisioterapeutas y un terapeuta de intervención en planta y un psicólogo, junto a la dirección del centro, también enfermera. Además, trabajan tres estudiantes de Cuarto curso del Grado de Enfermería.