Incluido el reparto a domicilio

ELA CGT y CIG piden a Telepizza "la paralización total de actividad"

Han denunciado asimismo "una falta de voluntad real de negociación por parte de la empresa"

03.04.2020 | 10:25
Imagen de una pizza servida a domicilio

ELA, CGT y CIG han exigido a la empresa Telepizza "la paralización total de la actividad, incluido el reparto a domicilio, durante el tiempo que se prolongue la alerta sanitaria y mientras no se garantice la seguridad de la plantilla".

También han reclamado a la compañía unir los dos ERTEs que ha planteado por separado, por causa de fuerza mayor, para el personal de atención al público, y por causas económicas para los de reparto a domicilio, declarados éstos actividad esencial.

En un comunicado, los tres sindicatos han exigido a la empresa "mismo trato y mismas condiciones" para todos los trabajadores incluidos en ambos ERTEs y han denunciado que para el de fuerza mayor del personal de atención al público "la empresa no ha abierto ningún tipo de negociación", así como "transparencia en los criterios de elaboración de los listados de trabajadores afectados por ambos ERTEs".

ELA, CGT y CIG han denunciado asimismo "una falta de voluntad real de negociación por parte de la empresa" y le han trasladado una tabla de condiciones básicas que pasan por la inclusión de un complemento de la prestación por desempleo de los trabajadores afectados hasta el 100% de sus retribuciones; el devengo y abono de las vacaciones y de las pagas extras al 100%, el pago de anticipos a cuenta por parte de la empresa ante los posibles retrasos en el cobro del desempleo y, finalmente, la renovación de todos los contratos temporales y un acuerdo de nulidad de cualquier despido durante los 12 meses posteriores a la finalización del estado de alerta.

En su escrito, las tres centrales sindicales han recordado que el periodo de consultas abierto concluye este viernes, por lo que han trasladado a la totalidad de la plantilla afectada la necesidad de trasladar de manera conjunta y urgente las conversaciones que han llevado a cabo con la empresa.

En ese sentido, han denunciado que, "con carácter general, no se han garantizado las medidas básicas de prevención ni el propio protocolo establecido por la empresa, por lo que a expensas de lo que resulte de la denuncias tramitadas, exigen la paralización total de la actividad, incluido el reparto a domicilio, durante el tiempo que se prolongue la alerta sanitaria y en tanto en cuando no se garantice la seguridad de la plantilla".

Igualmente han denunciado la no inclusión en la comisión de negociación de la totalidad de los sindicatos electos en la empresa, en proporción a su representación en los centros afectados por el ERTE. El criterio utilizado de incluir solo a los sindicatos con consideración legal de más representativos a nivel estatal (CCOO con seis representantes, UGT con seis representantes y ELA con una representante) resulta, a juicio de estos tres sindicatos, "solo preceptiva en ámbitos en los que no existe representación electa propia, e invalida, desde su punto de vista, el procedimiento como el resultado mismo de la negociación".

Tras el decreto de estado de alarma y cierre de toda actividad económica no esencial, la empresa Telepizza S.A.U. inició simultáneamente dos procedimientos de regulación temporal de empleo; uno, por causa de fuerza mayor, que afectaría a la parte de la plantilla teóricamente asignada a la venta en tienda, y actividad considerada como servicio no esencial; y otro "por razones económicas, productivas u organizativas", que afectaría a la parte de la plantilla "teóricamente asignada al reparto a domicilio, actividad considerada vía decreto como esencial".