Osakidetza comienza a derivar pacientes a la sanidad privada

Enfermos de Cruces pasaron al hospital San Juan de Dios

26.03.2020 | 07:07
La Clínica Virgen Blanca acogerá pacientes con covid-19.

La sanidad privada está, como no podía ser de otra forma, implicada al 100% en la lucha contra el coronavirus y colabora estrechamente con Osakidetza para aliviar la carga asistencial del sistema vasco de salud, ya sea acogiendo pacientes positivos de covid-19 o pacientes pluripatológicos sin coronavirus. En este sentido, Nicolás Guerra, director de las clínicas del Igualatorio Médico Quirúrgico (IMQ), precisó que "vamos a a poner la Clínica Virgen Blanca a disposición de Osakidetza para que pueda descargar pacientes con coronavirus del hospital de Basurto y del hospital de Galdakao". "Todavía no los han derivado, pero estamos preparándolo todo para poder acoger estos pacientes a partir de mañana mismo", aseguró a DEIA.

Donde se hicieron efectivos algunos traslados fue en el hospital San Juan de Dios, de Santurtzi, aunque los pacientes derivados allí no tienen la infección. "Esta misma mañana (por ayer) han empezado a llegar los primeros pacientes procedentes del hospital de Cruces. Todavía no está definido el número concreto de pacientes que vamos a acoger porque dependerá también de las necesidades de Cruces. Nosotros disponemos de toda una planta, la de cirugía, que ponemos al servicio del Departamento de Salud; en total, 33 camas", afirmó Vicente Fernández Zurita, director del hospital San Juan de Dios, de Santurtzi, y del hospital Santa Clotilde, de Santander.

Se trataría, en principio, de pacientes pluripatológicos que lleguen de otros hospitales y que no hayan dado positivo por covid-19. "La idea inicial es trasladar pacientes entre los centros con el fin de que los hospitales que nos remitan a estas personas puedan liberar espacio para enfermos que sí presenten la infección. Nosotros tenemos disponibilidad para pacientes, no solo de Cruces, sino de cualquier otro hospital. A priori, es hospitalización de personas sin covid-19, pero según como avance el virus y a medida que se agrave o no el escenario, quizá puedan llegar enfermos infectados", afirmó Fernández Zurita, quien ratificó que ayer mismo se realizaron los primeros traslados.

Y es que la sanidad privada incrementa paulatinamente su participación en la gestión de la crisis sanitaria. "Dentro del plan de contingencia, además de esa planta de hospitalización quirúrgica, hemos puesto a disposición de Osakidetza el bloque quirúrgico al completo, con cuatro quirófanos y un quirófano de cirugía menor ambulatoria, con respiradores, por supuesto. También hemos ofrecido los dispositivos de diagnóstico por imagen y, desde luego, el servicio de Urgencias. Además, en la urgencia tenemos el PAC de Osakidetza que abre desde las 5.00 de la tarde hasta las 9.00 de la mañana, un servicio habitual que permanece abierto por la noche, festivos y fines de semana", indicó. "En condiciones normales, la colaboración de San Juan de Dios con el Departamento de Salud ya es muy estrecha, y ahora mucho más si cabe".

Por otra parte, el Departamento de Salud y Osakidetza, continuando con las medidas excepcionales de cara a disponer los recursos necesarios para hacer frente al covid-19, tomó la decisión de trasladar temporalmente a los pacientes ingresados en el Servicio de Psiquiatría de la OSI Barrualde Galdakao a una Unidad de Psiquiatría de la Red de Salud Mental de Bizkaia situada en Bermeo. Además, se trasladará la atención de las urgencias psiquiátricas al Hospital Universitario de Basurto. Un traslado que se hizo efectivo ayer.