Derecho civil vasco

"Para beneficiarse del Derecho Civil vasco es clave no perder la vecindad"

Un nuevo curso de la AVD-ZAE ayuda a los operadores jurídicos a responder a consultas sobre sucesiones y familia

13.01.2020 | 06:22
Los abogados Elixabete Piñol, Jesús Fernández de Bilbao y Paz y José Miguel Gorostiza participan en el curso 'Praxis de Derecho Civil y fiscal vasco' que se impartirá a partir de esta semana.

Bilbao - Acabamos de entrar en el que será el quinto año de aplicación de las Leyes 5/2015 de Derecho Civil Vasco y 7/2015 de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura. Unos textos que dan a los ciudadanos vascos más posibilidades que la regulación estatal a la hora de ordenar y organizar la sucesión, la custodia de los hijos y la planificación del patrimonio familiar. Y para que esa mayor libertad pueda plasmarse en documentos válidos y efectivos, profesionales como abogados, notarios, registradores, asesores fiscales y patrimoniales, entre otros, deben conocer en profundidad todas las opciones que ofrece el Derecho Civil vasco y saber que cuestiones como mantener la vecindad civil son muy importantes.

Los abogados en ejercicio y miembros de la Academia Vasca de Derecho (AVD-ZEA) y del Grupo de Estudios de Derecho Civil vasco Elixabete Piñol, Jesús Fernández de Bilbao y José Miguel Gorostiza dan fe del interés que en estos años han suscitado las leyes vascas que regulan las relaciones familiares y sucesorias, así como de las amplias posibilidades que ofrecen para planificarlas y "evitar sorpresas". "Las leyes de 2015 -explica José Miguel Gorostiza- amplían la libertad de todos los ciudadanos vascos de disponer en el ámbito sucesorio y familiar, facilitan que su voluntad quede plasmada en documentos que pueden tener eficacia en ese momento o con posterioridad al fallecimiento y, sobre todo, permiten planificar y prever determinadas situaciones. Algo a lo que no estamos habituados, porque parece que pensamos que nunca vamos a morir ni a vivir crisis familiares".

Los abogados destacan que para poder asesorar a sus clientes, responder a sus consultas y aplicar todas las posibilidades que da el Derecho Civil vasco "es necesario conocerlo" y con ese objetivo la AVD-ZEA y la Escuela de Práctica Jurídica vienen organizando cursos dirigidos a los profesionales del Derecho. Este miércoles, día 15, comienza uno de estos cursos "con un enfoque eminentemente práctico" y un temario amplio que incluye las consecuencias fiscales de la planificación sucesoria y familiar, las respuestas a las necesidades que los ciudadanos plantean en sus consultas a los operadores jurídicos, las interpretaciones más recientes y la doctrina jurisprudencial. "El curso ofrece respuestas", afirma Gorostiza.

Respecto a las bondades de la ley 5/2015 Jesús Fernández de Bilbao destaca que "de un sudoku legislativo del Derecho Civil común que se aplicaba en el 99% de Araba y Gipuzkoa y en el 60% de Bizkaia, hemos pasado a un régimen de aplicación general en los tres territorios, que es un avance muy importante".

Residencia Elixabete Piñol añade que "la idea con la que se ha quedado la gente es que esta ley da más libertad a la hora de hacer testamento o regular su patrimonio y se valora mucho. Por eso es importante conocer la importancia de mantener la vecindad civil. Las personas que cuando se jubilan se van a vivir a Canarias o a Benidorm, por ejemplo, deben tener en cuenta que una residencia continuada de 10 años les puede hacer perder la vecindad y eso cambia la ley de aplicación. Hay ciudadanos vascos que pueden pensar que tienen organizada su sucesión conforme a la ley civil vasca, pero si llegan a perder esa vecindad civil la situación cambiará".

"Cuestiones como esta -apunta la abogada- se abordan en el curso. También se explica que hay una manera muy sencilla de conservar la vecindad civil vasca y dejar todo bien ordenado según tu voluntad. Solo hay que ir al Registro Civil e indicar que no quieres adquirir la vecindad civil del lugar en el que estás residiendo sino que quieres conservar la tuya. Así, de una manera sencilla blindas tu planificación sucesoria, pero para poder hacerlo hace falta conocer esta posibilidad y también las consecuencias que nos puede acarrear algo tan común como jubilarnos e irnos a vivir a otro sitio".

Jesús Fernández de Bilbao señala que las leyes vascas de Derecho Civil y ruptura familiar "están adaptadas a los cambios demográficos" y a la realidad patrimonial actual, "con una clara referencia al ámbito de la empresa, tanto la personal como la societaria". "Es una ley -incide- hecha fundamentalmente desde la práctica jurídica notarial y de la abogacía y regula muchas temas de actualidad". Este abogado resalta la figura del estatuto familiar: "Ante notario puedes pactar un amplio abanico de supuestos, puedes regular tu situación actual, el régimen económico matrimonial, la separación, también la sucesión, incluso que cuando uno fallezca los herederos no hereden de inmediato, sino que se puede confiar al cónyuge la forma de distribuir la herencia".

Según José Miguel Gorostiza, desde la aprobación de estas leyes se ha percibido "un mayor interés de los ciudadanos por la forma de regular sucesiones y relaciones familiares y también un incremento de las actuaciones notariales".