ley socialista para regular la eutanasia

La ley de eutanasia vuelve a quedarse en agua de borrajas

El Congreso admite su tramitación aunque su desarrollo dependerá de que se forme Gobierno

09.02.2020 | 14:57
El diputado del PSOE Patxi López recibe la felicitación de la portavoz de su grupo, Adriana Lastra, tras su intervención. Foto: Efe

El Congreso admite su tramitación aunque su desarrollo dependerá de que se forme Gobierno

Madrid - El Congreso de los Diputados admitió ayer a trámite la proposición de ley socialista para regular la eutanasia, una vez que recibió el respaldo en el Pleno de todos los grupos menos el de PP y Vox. De esta forma, la proposición de ley socialista se convierte en la primera iniciativa que se tramita esta legislatura en la Cámara baja, aunque su desarrollo dependerá de si finalmente se forma Gobierno antes del 23 de septiembre o se convocan elecciones.

Se trata de la segunda vez que se toma en consideración esta propuesta, ya que la iniciativa decayó en la pasada legislatura después de que las Cortes se disolvieran por la convocatoria electoral, un escenario que podría volver a repetirse de no conformarse un Ejecutivo. La propuesta socialista para regular la eutanasia pide "reconocer el derecho a poner fin a la propia vida en caso de enfermedad grave e incurable, o de una enfermedad grave, crónica e invalidante".

A pesar del apoyo que recibió la iniciativa, los grupos parlamentarios recriminaron al PSOE que la haya impulsado sin acuerdo de investidura y muchos vislumbran un uso electoralista de este asunto. El más duro con la formación en el Gobierno fue el PP, cuyo portavoz en esta materia, José Ignacio Echániz, criticó el "uso de las instituciones" por parte de Pedro Sánchez para sus "intereses políticos". A su juicio, la iniciativa a debatir es un "uso obsceno" de los pacientes terminales y un "guiño al electorado de Podemos".

Porque Echániz, según indicó, no cree que exista una demanda social para legalizar esta práctica, como argumenta el PSOE. Lo que sí existe, a su juicio, es "mucho desconocimiento", lo que provoca que se "presione a las personas a escoger una muerte anticipada en caso de sufrimiento". En este sentido, el diputado del PP habló de que se trata de favorecer la respuesta "más fácil, más barata y más cómoda", en lugar de buscar una respuesta en la mejora de los cuidados paliativos.

Para el portavoz socialista en este debate, Patxi López, es un error "oponer la eutanasia" a los paliativos porque, a su juicio, "son cosas complementarias" y afeó a Echániz que hable de respuesta "fácil, barata y cómoda". "¿Puede mirar a la cara de la familia que ha pedido acogerse a la eutanasia y decirle que han hecho lo fácil, lo barato y lo cómodo?", le preguntó. López apuntó que esta norma es "una cuestión de humanidad y no ideológica", como, a su juicio, quiere hacer ver el PP. En este sentido, acusó a los populares de "vivir fuera de la realidad" cuando dicen que el debate sobre la eutanasia "no es un problema" en el país.

Sin embargo, el PP no fue el único partido que habló de acto electoral en este debate. La portavoz de Unidas Podemos, la diputada de Podemos Noelia Vera, reconoció sentirse "incómoda" con la intervención "en términos electoralistas" del diputado del PSOE. "Están haciendo campaña con el dolor de la gente", acusó también a los socialistas la diputada de IU, Eva García Sempere.

Aún así, los morados votaron a favor de la ley por "responsabilidad". La misma "responsabilidad" que pidió también a los socialistas a no "abrir las puertas" a que Vox esté en un futuro Gobierno.

Vera hacía así referencia a la intervención de la representante del partido de Santiago Abascal en este debate, Lucía Méndez. La diputada declaró en su discurso que los argumentos del PSOE para aprobar la ley son los mismos que se usaron en uno de los primeros textos que buscaban regular esta práctica en el III Reich.

Una ley que decaerá en 13 días Ciudadanos también lamentó que la tramitación se estuviera usando para conseguir votos y pidió al PSOE que "traiga" un acuerdo de Gobierno antes de que acabe el plazo -menos de 13 días- para no "engañar" a las personas que están esperando que se legalice la eutanasia.

El PNV también pegó un tirón de orejas al PSOE recordándoles que esta iniciativa era "prioridad" de Pedro Sánchez cuando se le apoyó en la moción, una iniciativa que, a juicio del portavoz vasco, Joseba Agirretxea, quedó después "relegada a los cálculos y caprichos electorales" del líder socialista.- Efe/Ep