DESDE LA FRONTERA DEL HIELO

Después del hielo toca completar el proyecto Geotraces

El oceonógrafo vasco se centra en esta nueva entrega en el proyecto internacional de ciencia Geotraces

09.02.2020 | 12:55
El objetivo de Geotraces es producir un mapamundi de los océanos de metales traza e isótopos.

El oceonógrafo vasco se centra en esta nueva entrega en el proyecto internacional de ciencia Geotraces

Durante esta campaña de investigación tenemos dos objetivos principales. El primero ya lo hemos completado que eran los muestreos en la zona de hielo marginal. Hemos abandonado la zona de influencia del hielo marginal y ahora estamos completando una de las secciones del ambicioso proyecto internacional Geotraces (www.geotraces.org). Tenemos como objetivo el muestreo de 14 estaciones de las cuales ya hemos muestreado 8 con ayuda de nuestra roseta equipada con botellas Goflo. Trabajando en equipo, pero por separado, más de 32 países distintos nos hemos puesto como objetivo producir un mapamundi de los océanos de metales traza e isótopos. Sí, todavía no sabemos como se distribuyen los metales e isótopos a escala oceánica global. El proyecto Geotraces consiste en realizar diversos transectos cruzando perpendicularmente u horizontalmente todos los mayores océanos y mares. Durante cada campaña de investigación se deben muestrear a alta resolución (horizontal como vertical) metales traza e isotopos. Esto quiere decir, una estación de muestreo cada dos a tres grados de latitud o longitud y el muestreo de 24 profundidades por estación. Todas las campañas de investigación que sean aceptadas como Geotraces deben cumplir unos requisitos mínimos en base a parámetros colectados y analizados. Los parámetros mínimos colectados para su posterior análisis son: micronutrientes esenciales para la vida en el océano como el hierro, zinc, cadmio y el cobre; trazadores de procesos modernos en el océano como el aluminio, manganeso e isotopos de nitrógeno (?15N); metales directamente influenciados por perturbaciones humanas como el plomo y el mercurio; y proxis para la reconstrucción de eventos pasados como los isótopos de neodimio, torio y protactinio. Una novedad incluida en este proyecto es que todos los datos han de ser intercalibrados. Para esto, todas las campañas Geotraces tienen una estación crossover que es muestreada, para los mismos parámetros, por dos equipos de investigación independientes en diferentes años. Los resultados de los análisis, así como los detalles de los métodos de análisis, han de ser enviados por separado al comité de intercalibración Geotraces. Una vez entregados al comité, este los acepta o los rechaza dependiendo si han pasado la validación interna.

Dos bases de datos Desde el comienzo del proyecto, se han sacado dos bases de datos. La última actualización de la base de datos se produjo en 2017 y se anuncio en la prestigiosa conferencia internacional Goldschmidt. La foto pequeña muestra un ejemplo visual de los mapas producidos durante este proyecto. Es un ejemplo de aluminio disuelto en el océano Atlántico. Aluminio es el metal mas abundante en la corteza terrestre, pero en el océano las concentraciones de aluminio disuelto se encuentran a niveles nano molares (10-9). El aluminio no es un metal que afecta a la producción primaria oceánica, pero lo utilizamos como trazador de entrada de metales en el océano. Conociendo la concentración de aluminio disuelto en un lugar determinado podemos calcular la cantidad de polvo atmosférico que se deposita en ese lugar por metro cuadrado y año. Como se puede observar en la figura, los colores rojos y azules muestran zonas de altas y bajas concentraciones de aluminio en el océano. Se puede observar zonas de altas concentraciones en el océano tropical atlántico debido al gran aporte de polvo atmosférico proveniente del desierto del Sahara. También, el gran aporte que ocurre a profundidades intermedias (1.000-1.400 metros de profundidad) desde el Mediterráneo al océano atlántico este. En cambio, en lugares alejados de fuentes de polvo atmosférico como el océano del sur o el atlántico norte (> 50°N) las concentraciones de aluminio disuelto son muy bajas. Cabe recordar, que el polvo atmosférico es, en muchos lugares de nuestros océanos, la mayor fuente de nutrientes esenciales para el crecimiento del fitoplancton.