falleció un vecino de Errenteria

Policía Local y Ertzaintza investigan coordinadamente la agresión de Donostia

09.02.2020 | 06:42
Dos personas caminan por el lugar donde cayó mortalmente el vecino de Errenteria en la calle Miracruz de Gros.

DONOSTIA. Las fuentes consultadas por Efe han querido dejar claro que los dos cuerpos están compartiendo información del caso y trabajan de manera conjunta después de que la familia de la víctima, José Luis Lancha, haya reclamado que la Ertzaintza asuma la investigación.

José Luis Lancha, de 61 años y vecino de Errenteria falleció el pasado lunes en el Hospital Donostia, donde se encontraba ingresado a consecuencia de las lesiones que sufrió en la cabeza tras ser víctima de una agresión el domingo por la mañana en el barrio de Gros de Donostia.

La Guardia Municipal fue la primera en hacerse cargo de la investigación, dirigida desde el primer momento a la localización del responsable de los hechos, en colaboración con la Ertzaintza.

Fruto de esta cooperación, la Policía Autonómica detuvo el miércoles por la mañana a un sospechoso que pocas horas después fue puesto a disposición de la Guardia Urbana donostiarra.

Este cuerpo practicó una serie de diligencias para comprobar si el arrestado estaba relacionado con la agresión y comunicó el resultado de sus pesquisas al juez del caso, quien ha ordenado este jueves su puesta en libertad.

Tras estos hechos, Isaac Blanco, yerno del fallecido y portavoz de la familia Lancha, ha asegurado en declaraciones a EFE que, "dada la envergadura" del caso, "sería mucho más eficaz que la Ertzaintza llevara el asunto".

Una vez conocida la posición de la familia, fuentes municipales han indicado que aunque la titularidad del caso corersponde a la Guardia Municipal, la investigación "se está llevando a cabo de manera conjunta y coordinada por ambos cuerpos".

Las fuentes citadas han explicado que la prueba de la coordinación en esta investigación es que la detención de ayer la prácticó la Ertzaintza y después entregó al arrestado a la Guardia Municipal.

Además, fuentes del Departamento vasco de Seguridad han indicado que desde el primer momento la colaboración fue adecuada y la Guardia Municipal puso a disposición de los investigadores de la Ertzaintza las imágenes y toda la información relacionada con el caso.