diagnóstico precoz

El programa de cribado de cáncer de cérvix se extiende a Bizkaia

Casi 19.000 vascas han sido citadas por carta hasta la fecha para participar en el programa

09.02.2020 | 05:22
- El lehendakari, Iñigo Urkullu (3i), acompañado de la consejera de Salud, Nekane Murga (c), visita este viernes el laboratorio de anatomía patológica de la OSI Donostialdea

Casi 19.000 vascas han sido citadas por carta hasta la fecha para participar en el programa

DONOSTIA. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha hecho este anuncio en Donostia tras visitar la Unidad de Cribado de Cáncer de Cérvix del Hospital Universitario Donostia, al que se envían las muestras recogidas en Euskadi para su análisis.

Urkullu ha asegurado que con la extensión del programa a Bizkaia se siguen dado pasos para el cumplimiento del compromiso adquirido de desplegar este año el cribado poblacional de cérvix en toda la CAV.

Desde que arrancó este plan hace ahora un año, casi 19.000 mujeres han sido citadas por carta para que acudan al centro de salud a realizarse una sencilla prueba que permite detectar lesiones precancerosas antes de que se desarrolle el cáncer de útero, el cuarto más frecuente entre las mujeres.

De todas las mujeres que han acudido a realizarse la prueba en Gipuzkoa y Araba alrededor de un 3 o 4 % ha sido derivada al ginecólogo para la realización de pruebas más específicas (colposcopia) que confirmen o no el diagnóstico.

Este programa, que se puso en marcha como experiencia piloto en la comarca guipuzcoana de Debabarrena en junio de 2018, se extiende ahora a Bizkaia, en concreto, a la OSI Basurto, con el envío de 868 cartas a otras tantas mujeres que serán citadas a partir del 1 de julio. 

En octubre, se incorporará la OSI Barrualde-Galdakao, mientras que las tres restantes (Barakaldo-Sestao, Ezkerraldea-Enkarterri-Cruces y Uribe) se unirán al programa en el mes de diciembre.

De esta forma, concluirá la primera fase del programa en la que se ha dado prioridad a las mujeres de entre 25 y 29 años tras lo cual se ampliará la franja de edad con el objetivo de que en 2023 se llegue a toda la población diana de entre 25 y 65 años.

El lehendakari ha subrayado que el Plan Oncológico de Euskadi 2023 prioriza "la prevención y la detección temprana" y ha recordado que el programa de cribado poblacional de cáncer de cérvix es uno de los últimos en implantarse y se suma a los de mama y colon.

Urkullu ha expresado la apuesta del Gobierno vasco por la "innovación" en el abordaje de la enfermedad como un factor clave para seguir aumentando las tasas de superviviencia.

Ha asegurado que la Unidad de Cirbado de Cáncer de Cérvix del Hospital Donostia es un buen ejemplo de ello ya que cuenta con un laboratorio dotado con equipos de última generación que ha permitido procesar más de 140.000 estudios y realizar más de 200.000 pruebas.

El lehendakari ha hecho, por último, un llamamiento a las mujeres que reciban la carta a participar en el programa de cribado de cáncer de cérvix ya que "la prevención es la principal herramienta para hacer frente a esta enfermedad".

La prueba de cribado de cáncer de cérvix consiste en una única recogida de muestra que se deposita en un medio líquido. El innovador laboratorio permite realizar las dos determinaciones: el análisis de las células (citología) y el análisis de la presencia de virus de VPH de alto riesgo.

Osakidetza ha precisado que múltiples estudios han confirmado el Virus del Papiloma Humano como agente causal de cambios en las células locales y lesiones precursoras que pueden derivar en cáncer de cuello de útero.