previsto para septiembre de 2019

La Universidad de Deusto retrasa a 2020 la implantación del grado en Medicina

Se habían registrado 700 solicitudes de información para una oferta de 80 plazas

09.02.2020 | 04:00
La Universidad de Deusto

Se habían registrado 700 solicitudes de información para una oferta de 80 plazas

BILBAO. "El pasado mes de abril, Unibasq ha planteado nuevos requerimientos y teniendo en cuenta los plazos establecidos, es imposible llegar a tiempo. Este, y no otro, es el motivo que nos llevar a retrasar un año el inicio de los estudios de Medicina, que estaba previsto para septiembre de 2019", ha afirmado la universidad jesuita en un comunicado.

Los nuevos requerimientos están relacionados con la presentación de una certificación o autorización del Gobierno vasco para que los once centros hospitalarios con los que Deusto ha acordado las prácticas de sus futuros alumnos, todos privados, "puedan firmar convenios" con la universidad.

"A pesar de la inmediata colaboración del departamento de Salud del Gobierno vasco para llevar a cabo dichas certificaciones no ha dado tiempo", se remarca en la nota.

Pese a esta dilación, Deusto "reafirma su firme voluntad, decisión y compromiso de implantar el grado de Medicina y desarrollar un área de Ciencias de la Salud con mayor y mejor servicio a la sociedad", según se puntualiza en la nota.

Hasta el momento, y con la idea inicial de empezar el grado el próximo mes de septiembre, se habían registrado 700 solicitudes de información por parte de estudiantes para una oferta de 80 plazas, por lo que la nota de corte se preveía alta.

También se habían seleccionado a 29 profesores de entre un total de 300 currículum recibidos, a los que se está formando en una nueva metodología de "aprendizaje basado en problemas", y se había firmado un convenio con CIC bioGUNE y CIC biomaGUNE para impartir varias asignaturas preclínicas.

El nuevo edificio de Medicina también tiene asignados 900 metros cuadrados en el campus de Bilbao para los laboratorios y la docencia presencial, y se ha contactado con centros internacionales -jesuitas y no jesuitas- para actividades conjuntas de docencia, investigación, prácticas clínicas y cooperación al desarrollo.