gala en donostia

Atelier Etxanobe de Fernando Canales, nuevo dos soles Repsol

Euskadi cuenta con 53 restaurantes en la Guía Repsol tras ocho incorporaciones en 2019

08.02.2020 | 03:15
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz (d) y el consejero vasco de Turismo, Alfredo Retortillo (i), entregan un premio al chef Juan Mari Arzak (2d) y a su hija Elena, durante la gala de la Guía Repso

Euskadi cuenta con 53 restaurantes en la Guía Repsol tras ocho incorporaciones en 2019

BILBAO.  Con estas nuevas distinciones, Euskadi suma 53 establecimientos con soles Repsol y sigue siendo la comunidad que más restaurantes con tres soles tiene, un total de ocho: Arzak, Akelarre, Martín Berasategui, Zuberoa y Mugarik en Gipuzkoa y Asador Etxebarri, Nerua y Azurmendi en Bizkaia.

La edición 2019 de la Guía Repsol se ha presentado hoy en una gala en el centro de arte contemporáneo Tabakalera de Donostia, en la que se ha rendido homenaje a Juan Mari Arzak, que conserva la máxima distinción desde hace cuarenta años.

La alfombra roja y las cámaras de televisión y los fotógrafos han recibido hoy a cocineros llegados de todo el Estado para asistir a esta primera ceremonia de los "soles" Repsol, que tendrá de nuevo parada en Euskadi los dos próximos años según establece el convenio firmado por el Gobierno vasco y la compañía energética.

"Todas las actividades que apoyan al mundo de la gastronomía son buenas y bonitas para nosotros", aseguraba a los periodistas Eneko Atxa, quien a esos tres soles con los que cuenta Azurmendi ha añadido ahora uno para cada uno de sus hermanos pequeños, el Eneko de Larrabetzu y el Eneko Bilbao.

Atxa mostraba la especial ilusión que le hacen estas distinciones para sus otros dos establecimientos "porque a todos los hijos se les quiere igual" y "sobre todo por el reconocimiento a la gente que trabaja en ellos".

Martín Berasategui, que cuenta con tres soles en su restaurante de Lasarte (Gipuzkoa), ha ganado otros tres para el establecimiento que lleva el nombre de esta localidad guipuzcoana en Barcelona, y uno para el más asequible Eme Be Garrote de Donostia.

El chef donostiarra, a quien no se ha visto por la alfombra roja, contabiliza ya 9 soles, puesto que el MB de Tenerife cuenta con otros dos, por lo que es el cocinero que más distinciones tiene de la Guía Repsol.

Este lunes, tras la gala, se mostraba además muy orgulloso porque la mayoría de los cocineros que ha recogido su sol en la ceremonia de Tabakalera ha sido alumno suyo, según decía.

"Somos un país inconformista, tenemos que seguir transmitiendo conocimiento, y no tenemos que tener ni miedo, ni pereza ni vergüenza para enseñar al mundo lo que hemos hecho como cocineros", ha afirmado.

El restaurante Amelia de Paulo Airaudo, el Astelena 1997, y el asador Landa de Mendaro se han alzado también con un sol cada uno.

Fernando Canales celebró la pasada semana el primer aniversario de su Atelier Etxanobe de Bilbao, atrevida y sensorial gastronomía que a partir de ahora lucirá dos soles bajo el mismo techo que la más informal la Despensa del Etxanobe.

Es a sus clientes, "a los que les gusta comer bien", a los que Canales cree que debe la distinción de la Guía Repsol, "que tiene que ser una referencia en España".

"Una guía es para guiar, y aunque haya otras de prestigio, ésta tiene que ser la guía para guiar sobre la forma de comer en España", ha manifestado.

También feliz se ha mostrado Igor Canales, integrante de la tercera generación de cocineros del Kaia-Kaipe de Getaria, el restaurante de Getaria que lleva 57 años ofreciendo productos del Cantábrico a la parrilla y que es otro de los ganadores de dos soles de la Guía Repsol.

"El secreto de tantos años es producto de temporada, e ilusión y trabajo, que es lo que también nos han inculcado", ha afirmado el chef guipuzcoano antes del comienzo de la gala, que han abierto el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, Alfredo Retortillo, y el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz.

Retortillo ha afirmado que "no es casualidad que Euskadi sea la sede de un evento de estas características". "La gastronomía es para nosotros una seña de identidad. Además, es un impulso al sector turístico y, a la vez, genera vínculos entre la cultura local y la global", ha destacado.