Sánchez cede y negociará un fondo para víctimas del amianto

Podemos anuncia que se abre a incorporar la ayuda en las Cuentas, como piden PNV y Bildu. Moncloa acepta cinco enmiendas del PNV y el Amorebieta no tendrá que convertirse en sociedad anónima

11.11.2021 | 20:07
Protesta por las víctimas del amianto

Las víctimas del amianto están un poco más cerca de contar con una compensación económica del Estado. Unidas Podemos ha anunciado este jueves que ha conseguido que su socio dentro del Consejo de Ministros, el PSOE, se abra a estudiar e incorporar este fondo en los Presupuestos estatales. No hay un acuerdo cerrado, pero será negociado con los grupos, porque el PNV y EH Bildu también lo han solicitado en sus enmiendas parciales. La presión era ya muy intensa y multilateral para Pedro Sánchez, y parece que se han vencido las resistencias del PSOE y ha adoptado el "compromiso" de estudiarlo.

Podemos Euskadi lo celebró por todo lo alto. Es un tema sensible para una comunidad autónoma industrial como la vasca, donde este mineral que se utilizó hasta su prohibición ha causado estragos y cáncer de pulmon a miles de trabajadores, y a amas de casa que estuvieron expuestas al uniforme de trabajo de sus maridos. Un total de 25.000 ciudadanos de la comunidad autónoma vasca han estado expuestos al amianto y 3.000 en Nafarroa (en la CAV, se han reconocido 2.800 muertes por esta causa, y 40.000 en el Estado).

Este fondo lo había exigido el Parlamento Vasco, y el PSOE se mostraba reacio en Madrid. Podemos retirará su enmienda con 40 millones al haber constatado esta voluntad (el PNV pide 5, y Bildu reclama 25). El amianto sigue causando víctimas porque sus síntomas tardan en desaparecer, y los afectados se enfrentaban a un incierto peregrinaje al pedir indemnizaciones a empresas ya desaparecidas. Fuentes del PNV confirman que han hablado con el Gobierno español estos días. No se ha pactado nada aún y tendrá que ser negociado.




EL PNV ARRANCA VARIAS ENMIENDAS PARCIALES


Este jueves se ha celebrado la primera reunión de la ponencia presupuestaria en el Congreso. En sentido estricto, tenía por objeto realizar una primera criba de puros formalismos, para pedir a los grupos que subsanen en 24 horas aquellas enmiendas que presenten una redacción con incorrecciones. Pero también se descartaron las que afectan al capítulo de ingresos y gastos de los Presupuestos. Se echaron atrás unas 1.700. Ciudadanos, totalmente descartado como socio, puso ya el grito en el cielo porque le han tumbado 100 de sus 167 propuestas. En este trámite, el PSOE comenzó a tejer las primeras complicidades y aceptó cinco enmiendas al PNV. No es habitual que se haga en este primer trámite, pero por ahora es solo "un primer paso" y no decanta el voto de los jeltzales.

Esas cinco enmiendas han sido ya incorporadas al proyecto que será votado en comisión. La negociación aún sigue y queda "recorrido" hasta el sí definitivo, tal y como aclaró el grupo de Aitor Esteban. El PNV ha incorporado tres enmiendas sobre los clubes deportivos para  eliminar la obligatoriedad contemplada en la Ley del Deporte de que los clubes profesionales tengan que constituirse en Sociedad Anónima al acceder a la categoría profesional, y para permitir que fijen con libertad los requisitos para ser miembro de sus Juntas Directivas, como la antigüedad o la presentación de avales. De esta forma, el Amorebieta no tendrá que convertirse en sociedad anónima y recaudar millones para seguir en Segunda.

Por otro lado, se reconoce en la Ley de Bases del Régimen Local a los territorios forales las facultades para nombrar a funcionarios de administración local de habilitación nacional, como secretarios e interventores, lo que salvaguarda la foralidad. Además, se va a modificar la Ley de Puertos para que la tasa simplificada del transporte de vehículos se aplique a aquellos con tecnologías para mejorar "las prestaciones medioambientales". No son todas las enmiendas del PNV, que pide más de 200 millones en infraestructuras ferroviarias, I+D+i, o la reducción del IVA a las peluquerías.

VOTACIÓN LA SEMANA QUE VIENE

La próxima semana comenzarán las reuniones de la comisión, donde llegará la hora de la verdad, y se aprobarán o tumbarán las cerca de 5.300 aportaciones de los partidos. El PSOE y Unidas Podemos necesitan cerrar algún respaldo para entonces. Les bastaría con sumar dos votos tal y como está el reparto en comisión, pero es un espejismo, porque el texto debe pasar después al pleno del Congreso y allí se encuentran a 21 votos de la mayoría absoluta.

noticias de deia