El Plan de Convivencia del Gobierno vasco advierte de que persiste una "cultura de la violencia"

Udaberri 2024 critica la "revictimización" que suponen los ongietorris, denuncia las pintadas y ataques a la Ertzaintza y exige a quienes ejercieron o justificaron el terrorismo una "autocrítica sincera"

21.09.2021 | 11:49
Artolazabal conversa con Sagurdui y Zupiria

Tras ser sometido a un proceso de contraste con asociaciones de víctimas, partidos políticos, agentes y colectivos de diversa índole, el plan del Gobierno vasco para cimentar la convivencia en una Euskadi sin ETA, Udaderri 2024, incorpora una denuncia expresa de los coletazos de una "cultura de la violencia que subyace todavía". En estos tres meses de trabajo tras la presentación de su borrador en mayo, el documento se ha empapado de los acontecimientos más recientes en Euskadi y pone el foco sobre los ongietorris, las pintadas, amenazas y agresiones a la Ertzaintza, y realiza un doble emplazamiento a aquellos que practicaron o justificaron la violencia: deben ejercer una autocrítica sincera y reconocer que el daño causado fue injusto.

Así lo ha afirmado la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, tras presentar en el Consejo de Gobierno la versión definitiva del Plan de Convivencia, Derechos Humanos y Diversidad, Udaberri 2024, coincidiendo con la celebración, hoy 21 de septiembre, del Día Internacional de la Paz según lo estableció Naciones Unidas. Después del "intenso proceso de contraste" al que se ha sometido el texto, el mismo se ha visto "validado y enriquecido", ha explicado Artolazabal, lo que ha fructificado en un documento de más de 50 páginas que pretende vertebrar a su alrededor el debate de sensibilidades distintas para asentar la convivencia tras décadas de violencia.

Una nueva dinámica que sucede a la extinta Ponencia de Memoria del Parlamento Vasco y que pretende ir más allá de los grupos políticos: en esta fase de pulido y filtrado ha participado el Consejo Vasco de Participación de Víctimas del Terrorismo, asociaciones de derechos humanos, Eudel y personas relevantes de la universidad, los medios de comunicación y víctimas a título particular. A la espera de confirmar cómo se vehiculará el futuro diálogo, las adiciones al texto se han empapado de la actualidad más candente y ponen negro sobre blanco "una mirada crítica ante los ongietorris públicos a expresos de ETA" por el "agravio y revictimización" que suponen.

PREOCUPACIÓN ANTE LA VIOLENCIA

También muestra una "mirada preocupada ante diversas expresiones de violencia, intolerancia y sectarismo que todavía emergen en nuestro entorno". Se refiere así a las "pìntadas, amenazas, agresiones físicas y verbales, ataques a la Ertzaintza€". Por ello, reafirma una "radical deslegitimación política y social de la cultura de la violencia" y frente a la misma llama a reforzar el pluralismo de la sociedad vasca, a garantizar la protección de los derechos de las víctimas y ese futuro de convivencia. Se trata, precisamente, de las tres agendas que articulan Udaberri 2024 y que, de hecho, dan nombre al plan: convivencia, derechos humanos y diversidad. Los principales interpelados son, no obstante, "quienes han ejercido, justificado o contextualizado el terrorismo de ETA y la violencia". A ellos, Artolazabal y el propio plan les reclama una "nueva actitud", y más allá, una "autocrítica sincera y real" y un "reconocimiento en términos éticos, políticos y democráticos: fue injusto".

LA JUVENTUD, EN PRIMER PLANO

Otra de las novedades del plan es el protagonismo que otorga a la juventud a la hora de cimentar el modelo futuro de convivencia. Porque los jóvenes no vivieron directamente la "experiencia traumática de la violencia y sus efectos" y, en consecuencia, tienen "mayor predisposición a amortizar el pasado". Por ello, Udaberri 2024 quiere que sean actores destacados, protagonistas del futuro de la convivencia, en un proceso que trascienda incluso el sistema educativo. Con este fin, este mismo año está previsto desarrollar el proceso de reflexión y debate bautizado "Juventud, convivencia y futuro".

noticias de deia