Dos teléfonos para una "interlocución directa" con Rajoy

Villarejo asegura que se le proporcionaron dos números para informar al expresidente sobre el espionaje a Bárcenas

30.06.2021 | 01:10

El comisario jubilado José Manuel Villarejo ha enviado un nuevo escrito al juez de la Audiencia Nacional que instruye la pieza Kitchen en el que afirma que se le dieron dos teléfonos de contacto con el entonces presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, para que pudiera tener una "interlocución directa" con él y así evitar posible discrepancias entre lo que le llegaba a través de la cadena de mando y lo que él transmitía como agente de inteligencia. En un escrito de 19 páginas redactado por el propio Villarejo, que ejerce su propia codefensa, el excomisario indica que esa línea directa con Rajoy era para evitar lo que ocurrió en la operación Catalunya, cuando surgió "más de una discrepancia" entre lo que él aportaba y lo que realmente le llegaba al presidente español.

Sobre su entrada en la operación Kitchen, el operativo que se organizó para supuestamente sustraer información sensible para el PP que estaba en poder de su extesorero Luis Bárcenas, indica que se produce con posterioridad al comienzo de la misma y ante el fracaso de otros en captar "fuentes humanas". Cabe recordar que en este operativo se logró que el chofer de la familia de Bárcenas, Sergio Ríos, fuera confidente.

Según el comisario, fue el entonces director general de la Policía, Ignacio Cosidó, quien le comunicó que dejara todos los temas que estuviera haciendo "por un asunto muy urgente" y que el propio Rajoy tenía interés personal. Le añadió, siempre según él, que el director Adjunto Operativo (DAO) Eugenio Pino le pondría al corriente de ello.

Así, recuerda Villarejo, entendió que era continuación de su intervención la operación Catalunya porque se daban "los mismos intervinientes, paralelos procedimientos y similares objetivos, en una nueva actuación donde el presidente del Gobierno volvía a querer estar informado puntualmente, casi a diario".

Al hilo, Villarejo añade que, como en otras ocasiones, la Unidad de Asuntos Internos (UAI) le daba apoyo con vigilancias e incluso con seguridad en las citas programadas, y que era el entonces jefe Martín Blas quien coordinaba personalmente el manejo de fondos reservados.

noticias de deia