Un Día de la Memoria para transmitir valores a los jóvenes

La celebración del 10 de noviembre se centrará en las nuevas generaciones

20.10.2020 | 02:55
Iñigo Urkullu y Aintzane Ezenarro (Gogora), en 2017.

Que el tiempo no borre lo sucedido, porque solo con una memoria crítica del pasado se puede garantizar que no se repitan los errores cometidos. El Gobierno vasco encara la conmemoración del Día de la Memoria del 10 de noviembre con la idea de centrar la jornada en las nuevas generaciones, en la transmisión de valores a los jóvenes. Ya en 2017, el acto central en Gogora se centró en los testimonios de varios jóvenes sobre la forma en que habían vivido la violencia padecida en Euskadi, y en esta ocasión se le quiere dar un nuevo enfoque poniendo el peso en la transmisión de valores hacia las futuras generaciones para que no pierdan constancia de lo sucedido, según ha podido saber DEIA. La celebración de este año se va a ver condicionada de manera inevitable por la pandemia del coronavirus y las limitaciones para los actos sociales, aunque de momento no se ha hecho público el formato del acto.

La intención de centrarse en la transmisión de valores coincide con un momento en que cada vez quedan más lejos la violencia de ETA (hoy se cumplen nueve años desde su cese definitivo), y también la cometida por los GAL, aunque quedan expedientes abiertos sobre los casos sin esclarecer y un clamoroso olvido sobre las víctimas de abusos policiales que se pretende subsanar con la comisión de valoración que va a escuchar sus testimonios y a ofrecerles un reconocimiento. El Gobierno vasco ha realizado estos años un esfuerzo con el programa Adi-adian para llevar los testimonios de las víctimas de todo tipo de vulneraciones de derechos a las aulas. En este contexto, ayer mismo generó un intenso debate la encuesta de GAD3 para la docuserie El Desafío: ETA, según la cual seis de cada diez jóvenes del Estado español no saben identificar a Miguel Ángel Blanco a pesar de que su asesinato cimentara el Espíritu de Ermua y despertara una reacción social cada vez más crítica contra ETA. En la encuesta participaron 1.262 personas de entre 18 y 75 años, y deja al descubierto que el 78% de los jóvenes tampoco sabe responder qué fueron los GAL. La mayoría reconoce que no estudió estos asuntos en la escuela.

El Día de la Memoria busca recordar a todas las víctimas, de todo tipo de violencias. Desde que incorporó el recuerdo a las víctimas de graves vulneraciones de derechos humanos relacionadas con abusos policiales, el PP ha declinado su asistencia con el argumento de que mezcla lo sucedido. El Instituto de la Memoria, Gogora, prevé centrarse en la transmisión de valores a las nuevas generaciones en un acto que aún se debe perfilar con el viceconsejero encargado de los asuntos relacionados con los derechos humanos, José Antonio Rodríguez Ranz.