El fiscal Navajas denuncia presiones de compañeros para procesar a Sánchez


Critica que algunos juristas conservadores son "absolutamente esclavos de su ideología"

21.09.2020 | 16:14
El fiscal Luis Navajas

El teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, confirmó ayer las presiones que existen por parte del sector conservador de la Fiscalía para enjuiciar al Gobierno de Pedro Sánchez en relación con su gestión del covid-19, y denunció que algunos de sus compañeros son "absolutamente esclavos de su ideología".

Así, Luis Navajas afirmó haber sufrido dichas presiones por parte de algunos compañeros, entre los que citó expresamente a la ex fiscal general del Estado Consuelo Madrigal, que trataron de influir para que no se opusiera a la admisión de las 21 querellas contra el Gobierno español por la gestión del coronavirus. En una entrevista en Onda Cero, el teniente fiscal rompió su silencio para defenderse de las críticas de otros profesionales hacia su informe, en el que la semana pasada se opuso a la admisión de esas querellas.

Navajas lamentó asimismo que algunos de sus compañeros le exigieron que reuniera a la Junta de Fiscales de Sala y recordó que este órgano "nunca se ha convocado" para este tipo de asuntos y que nadie se lo pidió cuando despachó las "frecuentes" querellas contra otros líderes políticos como Mariano Rajoy o Pablo Casado. Por todo ello, no dudó en afirmar que algunos fiscales, a pesar de ser "magníficos juristas", ejercen como "esclavos" de sus ideologías personales.

Previamente, durante el mes de mayo, "cuando el pan estaba todavía por cocer", Luis Navajas relató cómo dos de sus compañeros acudieron a su oficina a "influenciarme sobre el fondo de este asunto". Es más, según relata el fiscal, también le advirtieron con que estaba en juego su prestigio. "Me dijeron: en tus hombros radica el prestigio de la carrera, no vayas a poner un baldón en tus últimos meses", en referencia a la próxima jubilación de Navajas, a quien le quedan menos de tres meses para su retiro. "La cosa era todavía más grave cuando uno de esos fiscales, una compañera, acababa de lanzar en abril o en marzo una soflama contra el Gobierno publicando un artículo crítico", en clara alusión a Consuelo Madrigal. "Ahora se me dirá que es libertad de expresión. No, los fiscales tenemos absolutamente prohibido y sancionado con falta muy grave felicitar o censurar a las autoridades políticas", añadió respecto a las opiniones manifestadas por Madrigal.

El teniente fiscal del Supremo afirma también que se negó a consensuar la decisión respecto a las querellas contra el Ejecutivo de Sánchez con los compañeros que le presionaron. "Yo con esa tropa no podía entrar a debatir a que me dieran sus consejos", zanjó. En cualquier caso, Navajas dice que no ha estado solo en su decisión final y que para tomarla ha contado "con gente muy solvente" de la Secretaría Técnica de la Fiscalía", que a su juicio cuenta con "un grupo de fiscales cualificados". Por todo ello, defiende su informe hecho público la semana pasada, en el que rechaza tramitar ninguna de las querellas, ya que es "un trabajo muy reflexivo".

"No respaldo al gobierno"


Pese a rechazar procesar al Ejecutivo de coalición, Luis Navajas niega que su informe respalde al gabinete y dice que se limita a "temas penales". En ese sentido, cree que "la actuación de los políticos españoles fue manifiestamente mejorable" en la gestión de la pandemia y que podrá tener su "sanción en las urnas", pero no por la vía penal. Además, asegura que con su decisión no se les niega a las víctimas su derecho a resarcirse económica y moralmente, y recuerda que entre los fiscales que ha trabajado "codo con codo" con él figuraba la responsable de víctimas. Por último, respecto a las 40 denuncias sobre las que la Fiscalía todavía tiene pendiente pronunciarse, Navajas vaticinó que todas ellas tendrán que ser archivadas.