Alerta mundial por el coronavirus

Moncloa ordena desinfectar las dependencias de Calvo

La vicepresidenta da negativo por covid-19, aunque la prueba no es concluyente

25.03.2020 | 08:07
El Consejo de Ministros celebrado ayer en el Departamento de Seguridad Nacional de Moncloa. Foto: Efe

Bilbao – Mientras la vicepresidenta primera del Gobierno español, Carmen Calvo, sigue ingresada por una infección respiratoria, el gabinete que preside Pedro Sánchez ha ordenado desinfectar algunas instalaciones de Moncloa que dependen de dicha vicepresidencia. En concreto, se trata de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática que dirige Fernando Martínez, y que pertenece a la Vicepresidencia Primera del Gobierno en el complejo de La Moncloa. Ayer se desveló que Calvo ha dado negativo en el test por coronavirus, aunque desde el Ejecutivo aseguraron que este resultado todavía no es concluyente. Continúa por ello hospitalizada en una habitación aislada con el tratamiento prescrito por su infección respiratoria.

El secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, explicó ayer que también se han desinfectado "algunas dependencias" usadas por los chóferes de los vehículos del Gobierno de coalición, porque en este colectivo se han dado "varios positivos" en un número que no concretó. Sí explicó que aquellos trabajadores que han dado positivo en las pruebas están recibiendo atención sanitaria o bien permanecen aislados en sus casas.

A la espera de que se le practiquen más pruebas a Calvo, que permanece ingresada, el entorno familiar de Pedro Sánchez está directamente afectado por el covid-19 después de que su mujer, Begoña Gómez, diera positivo por este virus. Un contagio que se extendió a la madre y el suegro del presidente español, que se encuentran ingresados en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), según publicó El Mundo. Preguntado por esta circunstancia familiar, Sánchez dijo el lunes que "muchas familias de este país están sufriendo una situación semejante, mi familia no es ni más ni menos importante que el resto de familias de este país".

Debido a su ingreso en la clínica Ruber de Madrid –este centro tiene un convenio con Muface, la mutualidad de los funcionarios civiles del Estado– Carmen Calvo no pudo participar "por cuestiones técnicas" en el Consejo de Ministros celebrado ayer por vía telemática. Tampoco lo hicieron las ministras de Igualdad, Irene Montero, y Política Territorial, Carolina Darias, que guardan cuarentena tras haber dado positivo en las pruebas de coronavirus.

Ministras ausentes La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, emplazó ayer a ser "muy respetuosos con la situación de enfermedad de las personas que pertenecen al Consejo de Ministros, al igual que al resto de la sociedad". "Hay que guardar la discreción debida, cualquier persona tiene derecho a su intimidad y mucho más respecto su estado de salud", aseveró en la comparecencia telemática que ofreció en Moncloa tras el Consejo de Ministros. Sí agradeció las "muestras de cariño, apoyo y de preocupación" que está recibiendo.

El ingreso hospitalario de la vicepresidenta primera, de 62 años, ha puesto en alerta al Ejecutivo de coalición ya que, en caso de que el presidente Sánchez causara baja por enfermedad, sería Pablo Iglesias, vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, el que ejercería como presidente en funciones.

Montero confirmó a su vez que las otras dos ministras que tampoco participaron en el Consejo de Ministros, ni de forma presencial ni telemática, tras haber dado positivo por coronavirus, se están recuperando y permanecen en sus domicilios guardando la debida cuarentena. "La ministra Irene Montero se recupera adecuadamente, guardando la cuarentena dictada por las autoridades sanitarias. Y la ministra Carolina Darias, que igualmente está en su domicilio, se encuentra recuperándose y mantiene este periodo de cuarentena que es obligado y que permite preservar la salud del resto de personas que conviven con ellas", explicó la portavoz.

El comité técnico de seguimiento del estado de alarma por el covid-19 también sufrió ayer ausencias, en concreto la del director adjunto operativo (DAO) de la Guardia Civil, el teniente general Laurentino Ceña, que no asistió a la reunión diaria al encontrarse indispuesto, por lo que por precaución optó por quedarse en su domicilio.