critica la "estrategia "uniformadora"

Urkullu denuncia que las transferencias a Euskadi están paralizadas

Insta a defender el autogobierno ante las "iniciativas recentralizadoras que merman la capacidad de actuación de Euskadi"

09.02.2020 | 16:52
El lehendakari, Iñigo Urkullu, este lunes durante la conferencia en el Fórum Europa, Tribuna Euskadi.

Insta a defender el autogobierno ante las "iniciativas que merman la capacidad de actuación de Euskadi"

BILBAO. Urkullu, en un desayuno de Forum Europa-Tribuna Euskadi celebrado en Bilbao, ha destacado que, en estos momentos, en el Parlamento vasco se trata de "profundizar en la reivindicación del cumplimiento íntegro del Estatuto de Autonomía" y en el "planteamiento de la bilateralidad, aprobada por mayoría" en la Cámara Vasca.

El lehendakari ha denunciado que el calendario de transferencias está "paralizado", y ha criticado la "estrategia "uniformadora" en relación a las competencias propias como seguridad, sanidad, función pública o educación.

Además, ha asegurado que reconocer el autogobierno supone reclamar su cumplimiento íntegro y apostar por su "profundización y modernización". Por ello, ha instado a defenderlo ante las "iniciativas recentralizadoras que merman la capacidad de actuación de Euskadi".

"El último ejemplo es la obligación de recortar a la baja las becas en Euskadi para ajustarlas al Estado. Uniformizar a la baja a todas las Comunidades no es el camino para mejorar, sino, más bien, el camino para que todo vaya a peor", ha advertido.

Tras apostar por consolidar el autogobierno, ha insistido en que hay que lograr nuevas competencias para mejorar el bienestar de los vascos. De esta forma, ha apelado a reforzar la "construcción institucional" de Euskadi y a "asentar el espíritu originario de pacto y bilaterallidad con garantías".

En este sentido, ha aplaudido "el esfuerzo" que realizan el grupo de expertos de la ponencia de autogobierno por consensuar una propuesta de texto articulado de nuevo estatus. "Tengo ilusión y esperanza en que se alumbre un acuerdo lo más ancho y amplio posible", ha añadido.

CONCIERTO POLÍTICO

El lehendakari ha mostrado su respeto por las posiciones que mantienen al respecto las diferentes formaciones políticas y, sobre todo, el PSE-EE, su socio del PNV en el Gobierno, y ha defendido, de nuevo su planteamiento de lograr un "Concierto Político", dentro de su apuesta por "mantener el espíritu pacto y bilateralidad" con el que surgió el Estatuto de Gernika en 1979.

Tras subrayar que el texto estatutario "está incumplido", ha denunciado que no haya "un ámbito de garantías" y de bilateralidad como el que existe en el Concierto Económico. Por ello, ha apuntado que esa es la razón por la que pretende trasladar esta fórmula, en base a la Disposición Adicional Primera de la Constitución, sin necesidad de reforma, sino haciendo una lectura "flexible".

"Vivimos en un mundo de interdependencia, en un mundo de soberanías compartidas, ante la necesidad de que las fórmulas de modelos de Estado se basen también en cosoberanías. En este sentido, la fórmula de concierto Económico es referente para lo que es la posibilidad de un sistema bilateral con garantías y esto es lo que se pretende con un discurso planteado como 'Concierto Político'", ha indicado.

CONVIVENCIA

En su discurso, Iñigo Urkullu ha asegurado que "Euskadi avanza hacia una plena normalización de la convivencia", y las políticas de memoria, víctimas y convivencia "están trazadas y son firmes". "Incluyen el reconocimiento de la injusticia causada por el terrorismo y la violencia, el compromiso inequívoco con los derechos humanos y el pluralismo", ha apuntado.

A su juicio, "no hay espacio en la sociedad vasca para una vuelta al pasado". "Estamos elaborando una Ley de Memoria Histórica para dar continuidad al trabajo que las instituciones vascas y Gogora --Instituto de la Memoria-- llevamos haciendo años", ha indicado.

El lehendakari ha subrayado que "la convivencia plantea nuevos desafíos", como también "el reto migratorio y de asilo, inclusión de personas de culturas y religiones diferentes, igualdad, prevención de radicalizaciones violentas".

"Es la nueva agenda de la convivencia para la que contamos con una estrategia compartida. La convivencia es un valor prioritario. La sociedad vasca y sus instituciones conocen el costo de su ruptura. Compartimos el compromiso y la determinación de preservar y cuidar este valor", ha aseverado.

EL DIÁLOGO, SEÑA DE IDENTIDAD

Urkullu ha destacado que "la apuesta por el diálogo es la seña de identidad" de su Gobierno y, por ello, quiere contribuir a que se "destierren políticas de enfrentamiento". "Nuestro compromiso es aplicar la responsabilidad y la altura de miras", ha asegurado.

Según ha remarcado, entre "el inmovilismo y el radicalismo, emerge la necesidad de moderación y realismo". "Me sumo a un modelo que progresa mediante reformas y acuerdos. Se adapta mejor a las limitaciones de la condición humana, las incertidumbres y contingencias históricas, la complejidad de la realidad y los cambios sociales", ha dicho.

Por ello, ha expresado, de nuevo, su compromiso por "el diálogo constructivo, estrategia compartida y acción". Todo ello lo defenderá, según ha apuntado, "por encima de cualquier tacticismo".