tras la resolución del supremo

Yusty, el juez que paraliza la exhumación del genocida, ¿tiene la última palabra?

09.02.2020 | 16:15
Un simpatizante franquista, junto a la tumba del dictador en el Valle de los Caídos.

MADRID. El juez de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Madrid, José Yusty Bastarreche, tendrá que decidir si mantiene las medidas cautelares urgentes que paralizaron la licencia de obras para el levantamiento de la losa que cubre la sepultura en la que yacen los restos mortales de Francisco Franco en el Valle de los Caídos.

La decisión del magistrado será crucial. El Gobierno tiene previsto trasladar sus restos mortales antes de las elecciones del próximo 10 de noviembre.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha expuesto hoy la intención del Gobierno de sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos lo más pronto posible y antes de las elecciones generales del 10 de noviembre, una vez que se ha producido la sentencia del Tribunal Supremo que avala por unanimidad la exhumación del dictador y su inhumación en Mingorrubio.

Al ser preguntada si supondrá un retraso la decisión del juez de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Madrid, José Yusty Bastarreche, que paralizó la licencia de obra para el levantamiento de la losa que cubre la sepultura de Franco, Carmen Calvo ha descartado esta posibilidad.

Pero para llevar a cabo la exhumación es necesario que el juez Yusty se pronuncie en contra de las medidas cautelares solicitadas en la demanda interpuesta por Leonardo Falcó Rodríguez, del entorno de la familia Franco.

El pasado febrero, Yusty aceptó las medidas cautelarísimas dirigidas contra el informe del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial en relación a la licencia para levantar la losa de la tumba y proceder al traslado de los restos mortales.

La impugnación iba dirigida contra el informe de noviembre de 2018 por el que se declaran admisibles las actuaciones urbanísticas consistentes en levantado de pavimento de mármol, retirada de la losa de piedra que cubre la sepultura de Francisco Franco, su traslado a otro lugar y la exhumación de los restos mortales.

Yusty aludió en su auto de 25 de febrero que las obras no eran seguras. Antes, otro juez de lo Contencioso había estudiado diversas demandas similares y las había rechazado. Se da la circunstancia de que Yusty meses antes se había pronunciado en un artículo en contra del Gobierno por querer "revivir todos los hechos que llevaron a la Patria a aquellos momentos difíciles".

Ante ello, la Abogacía del Estado planteó ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid un incidente de recusación para apartar al juez del procedimiento. Finalmente, el Alto Tribunal madrileño no dio salida a la recusación y acordó el pasado junio mantener al juez.

Sin fecha por concretar, el juez deberá ahora decidir si mantiene las medidas cautelares contra la licencia de obras, que actualmente están en rigor. Si las mantiene, el Gobierno no podrá proceder de momento al levantamiento de la losa.